Meghan Markle

La emotiva historia detrás del brazalete de Meghan

by hola.com

No es raro que Meghan Markle lleve muchos accesorios en sus looks, de hecho, su debilidad por la joyería es bien conocida desde sus épocas como actriz. De hecho, en su primera aparición tras el final de su permiso de maternidad, lo que más se comentó sobre sus complementos fue que recurrió al brazalete y los aretes de la Princesa Diana, pero hubo una pieza que de primer momento pasó desapercibida pero que tiene una historia muy interesante.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Meghan llevó el Turquoise Mountain Oshna Bangle de la firma Pippa Small, la cual ha usado ya en varias ocasiones antes y que es parte del Prince’s Trust, del Príncipe Carlos. El brazalete está hecho a mano en Afganistán por un artesano llamado Javid, quien ha visto su vida cambiar por los conflictos del Talibán en la zona. Nacido en Kabul, Javid aprendió a trabajar el oro en Paquistán, donde su familia vivió exiliada durante la ocupación del Talibán, regresando en 2001. Casado y con dos hijos, ahora cuenta con su propio taller en donde emplea hombres y mujeres a pesar de ser blanco del Talibán por dar trabajo a mujeres y extranjeros. Su taller ha sido atacado con bombas en dos ocasiones diferentes, pero él cree firmemente en que las mujeres deben tener acceso al trabajo en su país.

Es bien sabido que Meghan elige las piezas de su outfit con un significado detrás, por lo que no ha sorprendido que a través de su joyería quiera llamar la atención a asuntos de interés internacional. Además que la compra de este producto ayuda a hombres y mujeres que se encuentran reconstruyendo su vida en Afganistán. El brazalete está hecho con plata chapada en oro de 18 quilates, está hecho a mano y tiene un precio de 115 libras esterlinas (alrededor de $3,000 pesos mexicanos) en el sitio de Pippa Small.

Meghan MarkleVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

‘Tengo que regresar con el bebé, es hora de comer’, la tierna despedida de Meghan Markle

Look a look, la colección de Meghan que ya está a la venta

Cada una de estas piezas que también se pueden encontrar en la tienda de Londres de la firma están hechas a mano en Kabul por hombres y mujeres artesanos de la Turquoise Mountail Foundation, que entrena y emplea a jóvenes en empleos creativos. Según su sitio, describen esto como algo “de vital importancia ahora en Afganistán cuando los jóvenes necesitan desesperadamente esperanza y un sentido de propósito en un hermoso país que trágicamente quedó atrapado en la violencia y el conflicto”.

Además de este significativo brazalete a juego con el de la Princesa Diana, Meghan llevó un brazalete de oro con diamantes de Shaun Leane de 950 libras esterlinas (poco más de $25,000 pesos mexicanos) y un brazalete más delgado, también de oro con diamantes de Zofia Day con un precio de 1,200 dólares (casi $23,000 pesos mexicanos).

Meghan MarkleVER GALERÍA