meghan

En Nueva York, Meghan Markle tuvo siempre presente al Príncipe Harry con este dulce detalle

por hola.com

Por primera vez desde el nacimiento de Archie, Meghan Markle viajó lejos de casa dejando en Windsor a Harry y a su pequeño para acompañar a su amiga Serena Williams en la final del US Open en Nueva York. Pero los miles de kilómetros que separaban a la familia se acortaban con un tierno detalle que estuvo siempre presente en el corazón de la Duquesa.  

En el box de invitados especiales, en el que la Duquesa de Sussex siguió cada jugada del duelo entre Williams y Bianca Andreescu, Markle tuvo presente a su Príncipe con un simbólico collar de oro, que mantiene unidas las iniciales ‘M’, de Meghan y ‘H’, de Harry. El especial accesorio es de Mini Mini Jewels y está disponible para comprar en línea con precios que comienzan en 125 libras (2,996.30 pesos).

NOTAS RELACIONADAS: 

En entrevista para ¡HELLO!, el joyero encargado de diseñar la pieza se dijo honrado y emocionado “de que Meghan Markle esté usando nuestro collar con etiquetas de iniciales. Ella es inspiradora y continuará siendo nuestro ícono de estilo. Meghan Markle representa exactamente lo que representa nuestra marca y es realmente hermosa por dentro y por fuera", expresó acerca de la joya que la Duquesa no paraba de sostener entre sus manos.

Está claro que a la Duquesa de Sussex le encantan las joyas personalizadas, ya que esta no es la primera vez que usa collares con las iniciales de Harry o del pequeño Archie. En julio, cuando hizo una aparición sorpresa para animar a su amiga Serena en Wimbledon, lució un collar con la inicial 'A'. En esa ocasión el accesorio fue un generoso regalo de la joyería Emma Swann de Verse Fine Jewellery. En 2016, antes de anunciar su compromiso con el Príncipe Harry, Meghan declaró sutilmente su amor por él con un hermoso y sofisticado collar personalizado que mostraba su inicial, 'M', con la de Harry. La exclusiva joya es un diseño de Ani y Wren.

Ayer por la tarde, la Duquesa dejó claro que el largo viaje y la distancia de sus grandes amores había valido la pena para acompañar a su amiga y reconfortarla tras la derrota en el Arthur Ashe Stadium. Para la ocasión, Meghan lució un vestido de mezclilla azul marino con cinturón y un blazer blanco de punto de la misma marca. Agregó lentes de sol de Victoria Beckham y llevó su confiable bolso Carolina Herrera.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie