La visita de William al hospital en el que su mamá tuvo su primer evento en solitario hace casi 40 años

Por Carolina Soto

El parecido del Príncipe William y la Princesa Diana va más allá del físico y es que en más de una ocasión, las actitudes altruistas del Duque de Cambridge han recordado a los momentos más emotivos que en su momento protagonizó Diana de Gales. Prueba de esto, la visita que el Príncipe William realizó al Royal Marsden Hospital, una institución médica especializada en el tratamiento del cáncer. Y es que si ésta podría parecer una visita más dentro de la agitada agenda del Príncipe, la realidad es que tiene un lugar muy cercano a su corazón. Hace 37 años fue éste el lugar que se convirtió en el escenario del primer compromiso de la Princesa Diana, visita con la que comenzaría el legado altruista que se sigue recordando 22 años después de su fallecimiento.

VER GALERÍA

Como si se tratara de un homenaje a la memoria de su mamá en la semana del que hubiera sido su cumpleaños 58, el Príncipe William asistió a este hospital en su papel de President of The Royal Marsden NHS Foundation Trust, título que tiene desde 2007 después de que su madre recibiera el mismo nombramiento en 1989. Si se le veía llegar muy formal con su saco azul, para recorrer las habitaciones de los pacientes y platicar con ellos, el Príncipe literalmente se arremangó la camisa y dedicó algunos minutos para charlar con los pacientes sobre lo que están viviendo. El Príncipe se mostró principalmente interesado en las batallas emocionales y psicológicas que enfrentan en este proceso y que se vuelven determinantes en el desarrollo de su recuperación.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

La inesperada aparición del Príncipe William para agradecer a los fanáticos de la Princesa Diana

La efusiva celebración del Príncipe William por el triunfo de su equipo

Las imágenes resultaron muy similares a las que la Princesa Diana protagonizara desde 1982, cuando tuvo su primer compromiso en solitario en este lugar. A lo largo de los años, Diana de Gales tuvo varias visitas al hospital para visitar a sus pacientes y conocer más del trabajo que se realiza en el lugar.

Tal como su madre, el Príncipe William se mostró cálido y cercano, dando fuertes abrazos a los miembros del staff que no cabían de la emoción de tenerlo de visita. Atento y preocupado, se vio al Duque escuchar lo que los pacientes le contaban sobre la durísima lucha que están teniendo en contra de la enfermedad. A pesar de lo sombrío del horizonte, el Príncipe se dejó llevar por las bromas de algunos de los pacientes, riendo con ellos y haciéndolos olvidar por un momento lo que están viviendo.

VER GALERÍA