El regreso del vestido más chic de Kate

Por Carolina Soto

Con uno de los guardarropas más observados del mundo, hay algunos looks de la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, que son más recordados que otros. Ese es el caso del diseño que ha elegido para esta noche asistir a la primera gala anual en reconocimiento de la Addiction Awareness Week en el restaurante Spring, con una cena a cargo de la Chef Skye Gyngell. Y es que a pesar de ser de los vestidos más aplaudidos en su repertorio, ésta es únicamente la segunda vez en la que lo lleva desde que lo estrenó en el 2016 para una visita al Natural History Museum.

VER GALERÍA

Demostrando que tener un tercer hijo no cambió en absoluto su cuerpo, la Duquesa lució espectacular en el diseño en blanco de Barbara Casasola. Con un escote off the shoulder, que se permite en contadas ocasiones a pesar de serle muy favorecedor, el vestido está hecho con una tela elástica que se adhiere completamente al cuerpo resaltando al máximo la figura de quien lo usa. De mangas largas, corte midi y un diseño geométrico, éste vestido es uno de los primeros de una firma latinoamericana que Kate ha incluido a su guardarropa, ya que guardando estrictamente los protocolos, suele apostar por las marcas británicas.

Aunque tiene ya dos años de que Kate estrenó este vestido, su éxito ha sido tal que continúa disponible en el sitio de la firma con un precio de 1,320 libras esterlinas (alrededor de $34,980 pesos mexicanos). Dando un toque mágico a su look, esta vez Kate combinó su vestido con unos zapatos muy al estilo Cenicienta de la firma Jimmy Choo que con un degradado en acabado de brillantina dan la ilusión de tratarse de unas zapatillas de cristal. El modelo Romy 85 lo puedes encontrar en línea por un precio de 725 dólares (aproximadamente $14,500 pesos mexicanos).

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Kate y la simpática respuesta que dio a una niña que no entendía por qué si era princesa no iba vestida como Elsa de Frozen

Después de una semana de gran protocolo, Kate se muestra en su faceta más casual

Que si Kate ya se había animado a darle un toque de magia y fantasía con sus zapatos, el bolso no se ha quedado atrás pues ha elegido un clutch plateado modelo Charlie de la firma Wilbur & Gussie. El bolso de tafeta tiene un broche con pedrería que en este caso forma un abejorro y puede conseguirse por 205 libras esterlinas (algo así como $5,433 pesos mexicanos).

Tal parece que Kate se tomó muy enserio el comentario de la pequeñita que ayer la cuestionó en Cumbria por no vestirse como Elsa de Frozen al ser una princesa.

VER GALERÍA