Reina Isabel

¿Qué regaló Trump a la Reina Isabel?

por Carolina Soto

Comprar algo para la mujer que lo tiene todo no es nada sencillo, sobre todo si ella es la Reina Isabel. Con esto en mente, Donald y Melania Trump se enfrentaron a la dura tarea de encontrar algo perfecto para la monarca durante su visita de Estado a Reino Unido. Como es costumbre, el mandatario visitante da un regalo a la anfitriona, aunque éste suele ser simbólico pues se sabe que la monarca no puede quedarse con nada para ella misma. De hecho, hace un par de años, el Palacio de Buckingham presentó en su exhibición de verano todos los regalos diplomáticos que la Reina ha recibido a lo largo de los años.

Reina IsabelVER GALERÍA

De acuerdo a la Casa Blanca, el Presidente y la Primera Dama de Estados Unidos le dieron a la Reina un broche en forma de peonia en plata de Tiffany & Co. El detalle de la firma de joyería estadounidense por excelencia tiene un costo de 650 dólares (alrededor de $13,000 pesos mexicanos). Éste es un presente considerado a sabiendas de que el mes alrededor del Remembrance Day, la Reina, al igual que muchos británicos portan un boche con esta forma para nunca olvidar a los soldados caídos.

Además de que este broche venía en una caja de madera personalizada con una caja de piel roja adentro. Para el Príncipe Felipe personalizaron una chamarra de Air Force One y una primera edición firmada del libro I Could Never Be So Lucky Again, del piloto estadounidense James Dolittle. A pesar de que el Duque de Edimburgo se encuentra retirado de la vida pública y no tuvo ninguna aparición en esta visita de Estado, no quisieron dejarlo fuera con este presente.

TiffanyVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

La curiosa razón por la que todas las mujeres vistieron de blanco en la recepción de Isabel II

El look 'años 50' con el que Melania culmina su maratón de estilo en Reino Unido

La Reina también había elegido regalos de bienvenida para los Trump. Al Presidente le dio una primera edición del libro The Second War de Winston Chirchill. Mientras que a Melania se le mandó a hacer una caja de plata con detalles artesanales hechos a mano con un diseño inspirado en el techo del salón de música del Palacio de Buckingham.

Ésta no es la primera vez que Trump se encuentra con la monarca y el año pasado en una breve parada en Londres, el mandatario dio a la Reina una escultura de un caballo -los favoritos de Isabel II- aunque en un detalle curioso, el Presidente no recordaba la pieza al verla en su recorrido de la Royal Gallery.

Reina Isabel y Donald TrumpVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.