Kate y William

Sonrientes y enamorados, Kate y William en su visita sorpresa a Irlanda del Norte

por Gabriela Cortés

En un viaje que no se anunció previamente, los Duques de Cambridge llegaron a Belfast para una visita de dos días en Irlanda del Norte. Desde su llegada, William y Kate, que en esas tierras se les conoce también como Baron y Lady Carrickfergus, se mostraron felices, siempre cercanos a la gente del lugar, que les dio el más cálido de los recibimientos. Como es costumbre, la gente local acudió a la Duquesa para regalarle sendos ramos de flores, que ella agradeció con una gran sonrisa.

KateVER GALERÍA

Esta visita de los Duques tiene un fuerte enfoque hacia el fomento del deporte y la naturaleza como ejes para el desarrollo positivo de los niños y del bienestar de físico y mental de todos. Tan es así que la primera parada de William y Kate fue el estadio Windsor Park, en Belfast, donde se llevan a cabo diversas actividades relacionadas con el futbol como forma de unir a las comunidades. Esto seguramente agradó mucho al hijo del Príncipe Carlos, pues no es secreto para nadie que es un gran aficionado de esta disciplina.

William y KateVER GALERÍA

Y no por tratarse de una visita sorpresa el look de Kate fue menos atinado, pues como era de esperarse lució tan impecable y con el estilo único que la ha caracterizado. Para este recorrido por tierras norirlandesas la Duquesa sacó de su guardarropa un estiloso y muy favorecedor abrigo rojo de Carolina Herrera, el cual ya ha lucido antes en más de una ocasión. Y para complementar esta pieza, la esposa de William usó unas mallas negras y botines de agujeta y tacón ancho en el mismo color.

KateVER GALERÍA

Kate completó su look con un peinado y maquillaje naturales, que resaltaron su conocida belleza. Aunque llevó la melena suelta, esto no impidió se  vieran sus pendientes, unos de sus favoritos: un par de piezas de oro con forma de ojo de Kiki McDonough, los cuales quedaban al descubierto cada vez que pasaba su pelo por detrás de su oreja. Su make up, casi imperceptible, consistió en un suave toque de blush para resaltar sus mejillas, y un labial rosado también muy discreto.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

En septiembre de 2016, durante una visita a Canadá, Kate se dejó ver con el mismo abrigo rojo con el que ahora conquistó Irlanda del Norte, aunque en ese entonces prefirió usarlo sin medias y con stilettos. Y por si hubiera dudas sobre el hecho de que ésta es una de sus prendas favoritas, debe señalarse que en marzo de 2017, la Duquesa eligió llevar también esta pieza durante un viaje a París, el cual incluyó un partido de rugby entre Gales y Francia.

KateVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.