El percance de un aterrizaje interrumpido en el vuelo de Harry y Meghan

by Carolina Soto

El avión que llevaba al Príncipe Harry y Meghan Markle de Tonga a Sídney tuvo que hacer una maniobra de emergencia, al tener que abortar el aterrizaje que estaba por realizar. El avión se encontraba sobrevolando la pista y segundos antes de aterrizar tuvo que volver a elevarse para evitar un accidente con otra aeronave que se encontraba todavía en su ruta. El piloto, Nigel Rosser explicó en el altavoz del avión el incidente como un acercamiento evitado; pero gracias a su pericia, los Duques de Sussex llegaron sanos y salvos a su destino. Con cuatro países visitados en 16 días, la pareja se ha visto en la necesidad de desplazarse en distintos vuelos, lo que hace que las probabilidades de cuestiones de este tipo se incrementen.

Príncipe Harry y Meghan MarkleVER GALERÍA

Había otra aeronave en la pista que iba un poco lento para avanzar y desafortunadamente, no se había liberado la pista. Estábamos muy cerca, así que la decisión fue abortar el aterrizaje”, explicó el Piloto Rosser a todos los pasajeros. El Boeing 737 de Quantas llevaba a 100 personas que incluían al personal del Palacio de Kensington y a miembros de la prensa internacional, además de los Duques. Diez minutos después de sobrevolar Sídney, la aeronave pudo aterrizar.

Meghan y Harry se encontraban regresando a Sídney después de pasar cuatro días en Tonga y Fiji. A pesar de que obviamente se trató de un momento de incertidumbre para los Duques de Sussex, lograron llegar con bien a su destino y los dos se encontraban perfectamente, tanto que pudieron continuar con su agitada agenda sin ningún tipo de alteración en el horario establecido.

Príncipe Harry y Meghan MarkleVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Meghan y su look de princesa a la Black Swan

Meghan Markle y el ‘look’ con el que le declara su amor al azul

Simon Atkins, de la BBC, que iba en el vuelo, compartió un video en el que se puede ver cómo se realizó la maniobra y lo cerca que estaban de aterrizar cuando tuvieron que volver a cobrar altura. Por su parte, Emily Nash, corresponsal de realeza de HELLO!, simpáticamente publicó un video de celebración tras haber aterrizado satisfactoriamente.

Afortunadamente, después de este contratiempo, Meghan y Harry podrán pasar el fin de semana en Sídney para cumplir con varios eventos de los Invictus Games. La próxima semana harán el viaje a Nueva Zelanda, para cerrar la visita a cuatro países en 16 días, en los que se ha reportado cumplirán con 76 compromisos diferentes. La primera gira oficial de larga duración de los Duques de Sussex en Oceanía se ha vuelto todo un suceso, sobre todo ante la noticia de la espera de su primer hijo.

Príncipe Harry y Meghan MarkleVER GALERÍA

Más sobre: