Princesa Marie de Dinamarca

La tiara que sorprendió en la noche de gala de Brigitte y Mary de Dinamarca

by Gabriela Cortés

El primer encuentro entre Brigitte Macron y la Princesa Mary de Dinamarca este martes en Copenhague estuvo marcado por una estilosa coincidencia, pues ambas mujeres  optaron por vestidos en color rojo escarlata. Sin embargo, ya pasadas las horas, durante la gala oficial que se ofreció en el Palacio de Christiansborg en honor al Presidente francés Emmanuel Macron y su esposa, toda la atención de centró en la tiara que usó la Princesa Marie, una pieza que se presume, no ha salido del joyero de la Familia Real danesa.

Gala en el Palacio de Christiansborg VER GALERÍA

Para este importante evento, la esposa del Príncipe Joaquín vistió un sencillo pero elegante vestido carmesí, con los hombros apenas descubiertos, un estilo que muchos compararon con el de Meghan Markle, la Duquesa de Sussex. Sin embargo, lo que más llamó la atención fue la tiara de diamantes que usó, una pieza que no se le había visto antes. Según se ha comentado, la hermosa diadema floral rematada en un impresionante zafiro al centro, habría sido un regalo de su esposo, el hijo menor de la Reina Margarita II, en su décimo aniversario de casados. Y aunque no se tratara de una joya real, sin duda ha cumplido se objetivo al destacar en la lujosa gala.

Marie y Joaquín de DinamarcaVER GALERÍA

Por su parte, Mary de Dinamarca deslumbró con un vestido blanco y negro con motivos florales de la firma danesa Lasse Spangenberg, con escote palabra de honor. Aunque esta prenda ya la había usado en septiembre del año pasado durante el aniversario de su fundación, la royal de 46 años le dio un toque distinto al usarlo con un tirante asimétrico de gasa, el cual caía sobre la espalda en forma de capa. Pero la pieza que sin duda marcó el look, fue la tiara Ruby Parure que usó la esposa del Príncipe Federico. Esta joya sólo suele usarla durante los eventos más importantes, como la celebración de los 70 años de su suegra, la Reina Margarita II, en abril de 2010. La diadema, junto con los pendientes y el collar de rubíes, eran una de las colecciones favoritas de la Reina Ingrid, madre de la actual monarca, cuyas piedras preciosas se remontan a la época de Napoleón.

Mary y Federico de DinamarcaVER GALERÍA

Además de la Princesa Mary, todos esperaban ansiosos ver el outfit de la Primera Dama francesa, puesto que la cena de gala se celebró en su honor y de su esposo. Y aunque Brigitte apostó por un color que suele usar en eventos oficiales, para nada decepcionó. La esposa del mandatario usó un vestido blanco de corte recto y manga larga, con detalles en plata, y abertura en la falda. Y para complementar el look, llevó tacones plateados en punta y un clutch a juego. Y tal vez el hecho de que eligió llevar el brillo en estas piezas, fue el motivo por el cual eligió ser moderada en cuanto a la joyería, pues dado que llevó el pelo recogido, fue evidente que no llevaba collar ni pendientes.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

No cabe duda de que si algo caracterizó la noche en el Palacio de Christiansborg fue la elegancia y las imponentes joyas, que se vieron en los históricos salones del recinto real en Copenhague, y aunque a diferencia de la recepción oficial, en la que Brigitte y Mary coincidieron en el color de sus atuendos, los colores y estilos de vestidos fueron variados, no por eso impactaron menos.

Brigitte MacronVER GALERÍA

Más sobre: