Los Duques de Cambridge le dicen adiós a Mustique y se preparan para una cita muy especial

by Gabriela Cortés

Después de unos maravillosos días en familia junto a sus hijos George, Charlotte y Louis, los Duques de Cambridge se preparan ya para dejar la cálida isla caribeña de Mustique y volver al Reino Unido. Y es que el motivo no es para menos, pues este sábado serán unos de los más destacados invitados en la boda de Charlie Van Straubenzee, uno de los mejores amigos del Príncipe Harry, enlace que probablemente será uno de los más importantes del verano.

Los Príncipes William y Harry no pueden ausentarse de este evento, pues se trata de un antiguo compañero con el que asistieron a la Escuela preparatoria de Ludgrove en Berkshire cuando eran jóvenes y desde entonces han entablado una gran amistad, misma que incluso se ha extendido a otros miembros de la familia. De hecho, el hermano de Charlie, Thomas van Straubenzee, es el padrino de la Princesa Charlotte y fue uno de los infaltables invitados en la boda real de los Duques de Cambridge.

El día que este viejo amigo de los hijos del Príncipe Carlos eligió para su boda con Daisy Jenks coincide con otra fecha muy importante para una de los más recientes miembros de la Familia Real Británca: el cumpleaños de Meghan Markle. La Duquesa de Sussex estará celebrando el 37 aniversario de su natalicio no como anfitriona de una fiesta, sino como una invitada muy especial, lo que sin duda hará que este 4 de agosto sea especialmente festivo para todos.

Los Duques de Sussex esperarán unos días más para dar inicio a sus merecidas vacaciones de verano, pues se espera que sean a finales del mes entrantes. Sin embargo, este veraneo bien podría ser tomado como una tardío viaje de cumpleaños para Meghan, su primero como esposa del Príncipe Harry. El destino aún se desconoce, y no se sabe si elegirán un lugar parecido al del año pasado, cuando el hijo menor de Lady Di llevó a su entonces novia a Botsuana para disfrutar juntos de una increíble aventura de safari.

Mientras, los Duques de Cambridge se despiden ya de los días de sol en Mustique, una isla exclusiva donde la discreción es tomada muy enserio por todos los turistas. Tal vez sea esa una de las cualidades que más ha gustado al Príncipe William y a Kate, además de sus paradisiacas vistas, ya que desde 2008, cuando apenas estaban saliendo, visitaron juntos el bello destino y desde entonces se han convertido en visitantes asiduos de dicho lugar.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

En viajes anteriores a Mustique, la pareja real impresionó a más de uno con sus hablidades para el buceo. Martin Katz, un famoso joyero de Beverly Hills, y su esposa, Kelly, los conocieron en 2008 y hablaron en exclusiva con Hello! sobre su encuentro. En 2015, Kelly reveló: “Son bastante deportistas. Fuimos a bucear y fueron muy profundo, más de 90 pies. Nuestro instructor dijo que Martin y yo no estábamos cualificados para realizar las inmersiones de tiburones que ellos realizaron”.

Más sobre: