Después de la tristeza, Máxima de Holanda le pone color a su vida en el Caribe

by Carolina Soto

Después de haber vivido uno de los tragos más amargos de su vida, la Reina Máxima de Holanda se ha entregado completamente a cumplir con su agenda. Siempre sonriente y de personalidad vivaz, la esposa del Rey Guillermo Alejandro no ha dejado que nada la detenga para poder cumplir con el compromiso que la pareja real de Holanda tenía para visitar algunas regiones del Caribe en carácter oficial. Aunque de momentos todavía se le ve con la mirada nostálgica y la sonrisa incipiente, Máxima de Holanda ha querido darle un toque de color a su guardarropa para agregar vida a esta visita en la que se ha dejado conquistar por los locales y les ha regalado un poco de la calidez que la caracteriza.

Máxima de HolandaVER GALERÍA

A su llegada a Curazao para celebrar el Dia di Bandera, se vio a la Reina de Holanda de la mano de su esposo luciendo un espectacular vestido azul serenidad en gaza. El vaporoso diseño de su firma de cabecera, Natan, estaba perfectamente combinado con una espectacular pamela de paja en el mismo tono. La melena completamente recogida en un moño bajo, dejaba lucir a la perfección los aretes largos de gota con piedras preciosas azul cielo que llevaba. Pero si se pensaba que esos pendientes y sus discretas pulseras eran sus únicas joyas, había que ver que en la cintura del vestido llevaba un elegante broche con una piedra preciosa azul en forma de gota.

Máxima de HolandaVER GALERÍA

Aprovechando que se encontraba en un lugar tropical, eligió un vistoso bolso metálico con piedras en tonos de azul con distintos detalles en verde que iban perfectamente con los tacones azul celeste que lució. Aunque en más de una ocasión se le vio perder su característica sonrisa y dejar la mirada en el horizonte, el Rey Guillermo Alejandro se mostró como su más firme apoyo, incluso dejando la frialdad protocolaria para darle un cariñoso beso en la mejilla.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Máxima de Holanda, sobre el fallecimiento de su hermana Inés: 'Era incapaz de encontrar la alegría'

Máxima de Holanda, rodeada de su familia, asiste al funeral privado de su hermana

Si para su llegada el azul fue el eje conductor, en su visita a la Excel Arts Academy en el mismo Dia di Bandera, el verde se volvió en su más grande aliado. Una blusa sin mangas con corte péplum de un gran detalle en el cuello, combinado con una falda en el mismo color, fueron los elementos perfectos para llevar este look. De forma muy natural, Máxima combinó el verde vivo con sandalias, turbante y guantes en nude combinados a la perfección con un bolso de Chanel en el mismo color.

Máxima de HolandaVER GALERÍA

Más sobre: