'Quédate quieta', la Princesa Charlotte, la más divertida durante su tarde de polo

by Silvana Becerra Tavano

A los dos años, la vida se trata solamente de diversión y la Princesa Charlotte lo sabe muy bien, así que disfruta los días al máximo. Esta mañana, la Duquesa de Cambridge, -de soltera, Kate Middleton- y sus niños, acompañaron al Príncipe William a una competencia de Polo y aunque el menor de la casa, el Príncipe Louis no fue con ellos, la Duquesa de Cambridge estuvo bien ocupada cuidando a la pequeña princesita, que andaba de un lado para el otro.

Princesa Charlotte polo

Solo un día después de asistir al desfile de Trooping the Colour, la familia se relajó con un domingo tranquilo… bueno casi, pues para la inquieta Charlotte, cada día es una nueva aventura. Siempre bajo la mirada cautelar de su mamá Charlotte decidió ir a explorar un poco el lugar hasta que su hermano mayor, el simpático Príncipe George decidió alcanzarla y ponerse a jugar con ella a las carreritas.

Mientras que Kate se sentaba junto a Autumn Phillips y los miraba desde la distancia, el niño de 4 años le tomó la delantera a su hermana mientras sacaba la lengua y Charlotte trataba de alcanzarlo. Cansada ya de mantener el protocolo, la hija del Príncipe William decidió quitarse los zapatos y correr descalza para estar más cómoda.

Princesa Charlotte polo

Después de un rato de diversiones, mamá decidió controlar la situación y llamó a sus hijos. Un sonriente y tímido George se sentó a su lado un poco cansado después de los minutos de juegos y aunque su hermana siguió su ejemplo, al poco tiempo decidió volverse a levantar, sin contar que algo la detendría. Inmediatamente Kate la sostuvo de su vestido color rosa para evitar que se volviera a ir.

Ya menos inquieta pero aún con la energía a flor de piel, la pequeña niña se puso a jugar cerca de su madre, haciendo algunos parados de cabeza y bailes chistosos, desatando la risa de su madre y su compañera. La menor de la Familia Real iba muy coqueta con un lindo vestido floral de color rosa claro y unos estilosos lentes de sol, los cuales después de un rato se quitó y prefirió llevarlos en la mano.

Princesa Charlotte polo

Más sobre: