Sin zapatos y jugando, la pequeña Leonore de Suecia ha vuelto a hacer de las suyas en el bautizo de su hermana

by Carolina Soto

Ya lo decía su papá, la Princesa Leonore es una ‘niñita muy decidida’, y el bautizo de su hermana Adrienne fue el escenario perfecto para que volviera a hacer de las suyas. Tal como lo hizo en el bautizo de Nicolas de Suecia, Leonore se ha convertido en la protagonista de la ceremonia con sus ocurrencias y travesuras. La hija mayor de la Princesa Magdalena y Chris O’Neill ha disfrutado al máximo de esta reunión familiar en la que sin duda fue la protagonista y es que su gran compañera de juegos, la Princesa Estelle, no pudo estar durante el evento.

Bautizo Princesa AdrienneVER GALERÍA

En un inicio parecía que Leonore iba a adoptar la batuta de la nueva generación de los Bernadotte, ante la ausencia de Estelle -que se dice, estaba en el lugar, pero se sentía un poco mal para presenciar la ceremonia-. Se le vio entrando muy formalita junto a su madre a la capilla del Castillo de Drottningholm y hasta ahí todo iba a la perfección. Pero mientras Magdalena cargaba a la homenajeada y Chris hacía lo propio con Nicolas, Leonore tenía una ventana de oportunidad que no podía desperdiciar. Primero se le vio combatiendo el calor con la ayuda de un abanico, aunque seguía las instrucciones de su mamá. Las cosas se pondrían más complicadas cuando el sacerdote llamó a los niños a acercarse al altar para ayudarle a verter el agua de la pila bautismal.

Como suele suceder en estos casos, Adrienne comenzó a llorar al recibir el agua bautismal y con esto comenzaría la diversión. Leonore se despojó de los zapatos y justo en el centro de la capilla comenzó con las volteretas en el suelo. Aunque sus padres y más de un miembro de la familia intentaron que volviera a su silla, Leonore había tenido suficiente de estar sentada y estaba lista para jugar.

Leonore de SueciaVER GALERÍA

¿Los zapatos? Nadie sabe, pues una decidida Leonore salió así de la capilla caminando sobre el empedrado de la isla de Lovön. Primero caminó de la mano con su mamá y su hermanita, con quienes aceptó posar antes de que llegaran su papá y su hermano para que decidiera que, ahora sí, quería sentarse. Las piedras del suelo se convirtieron en el juguete perfecto para la Princesita que regaló los retratos de familia más divertidos con ella completamente enfocada en su travesura.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Lo que sospechábamos, la traviesa Leonore de Suecia calificada de ‘decidida’ por su padre

Una fiesta del té y una princesa de cuento: el cumpleaños mágico de Leonore de Suecia

La foto familiar en las escaleras del castillo no era diferente. Mientras todos los padrinos, los tíos, los padres y los Reyes posaban formalmente al frente, Leonore se sentó justo detrás de su abuelo, el Rey Carlos Gustavo, y claro, invitó a su hermano Nicolas al juego. Una vez más, la espontaneidad de la Princesita ha dado nota y es que desde su primer evento oficial –cuando simpáticamente se dio a la fuga al echarse a correr- ha dejado claro que tiene una vivaz personalidad.

Princesa MagdalenaVER GALERÍA

Más sobre: