Después del glamour, Kate y William se divierten ¡a una temperatura de -21° C!

La noche de ayer, los Duques asistieron a una cena de gala en su honor

by Carolina Soto

Si la noche de ayer todo el glamour y elegancia en la cena que se ofreció en honor de los Duques de Cambridge en el Palacio Real de Oslo, esta mañana ha sido una cargada de diversión para el Príncipe William y la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton. Bien escoltados por el Príncipe Haakon y la Princesa Mette-Marit de Noruega, la enamorada pareja se dispuso a divertirse con un grupo de niños en Holmenkollen, uno de los resorts de esquí más famosos de aquel país y con una de las temperaturas más bajas de la zona.

katenieveoslo1VER GALERÍA

Por supuesto, esto no es pretexto para dejar atrás el guardarropa de infarto que es una constante en este tipo de viajes para la Duquesa. Al tratarse del último día de la visita que la pareja hizo a Suecia y Noruega, Kate siguió la tradición de llevar alguna prenda del país anfitrión. En esta ocasión esa elección quedó en la calentita chamarra naranja con blanco de la firma KJUS que lució. Diseñada especialmente para los días de esquí, tiene un precio de 899 euros (alrededor $19,778 pesos mexicanos).

Para complementar el estiloso look invernal, Kate dejó su melena suelta al llevar un gorrito en crudo con borla de Barts, con un precio de 26 libras esterlinas (aproximadamente $689 pesos mexicanos). Si ella lucía muy bien con este gorro, era el del Príncipe William el que tenía una dulce historia detrás. Por segunda ocasión durante esta breve gira, el segundo en la línea de sucesión llevó uno de Gandy’s London. Esta firma fue fundada por los hermanos Forkan, que después de perder a sus padres en el tsunami Sri Lanka, tuvieron que mudarse con sus hermanos menores al Reino Unido y decidieron que el 10% de todas sus ventas sea destinado a otros chicos que quedaron huérfanos en este terrible día.

katenieveoslo2VER GALERÍA

Así, bien preparados para las bajísimas temperaturas del lugar, William y Kate fueron guiados por el Príncipe Haakon y la Princesa Mette-Marit en esta aventura invernal en la que la Duquesa y la Princesa mostraron su lado más maternal al convivir con algunos pequeños. Dispuestas a todo, jugaron en la nieve y sobrellevaron las bajas temperaturas hincadas frente a una fogata.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Una de traje, la otra de vestido pero Kate y Meghan visten esta noche de la misma firma

Primero fue Victoria, ahora Mette-Marit: Así fue el encuentro de Kate con la Princesa de Noruega

Éste fue el segundo compromiso del día para los Duques, que comenzaron su agenda en la Hartvig Nissen School. Para esa aparición Kate confió una vez más en Dolce and Gabbana al lucir un abrigo en color berenjena con la botonadura cruzada. De mallas negras y zapatos altos Tod’s, la Duquesa apostó a la sencillez para esta visita y su parada en la residencia del Príncipe Heredero, antes de emprender la aventura al destino de esquí.

katenieveoslo3VER GALERÍA

Más sobre: