marysola

‘Me sentí muy sola’, Mary de Dinamarca sobre sus primeros momentos como princesa

por Carolina Soto

La idea de casarte con un príncipe y vivir en un palacio puede sonar como salida de un cuento de hadas, pero no todo es tan sencillo. En una entrevista por demás honesta Mary de Dinamarca ha confesado que sus primeros momentos camino a convertirse en princesa fueron un tanto solitarios. Proveniente de Australia, la mudanza a un nuevo país en solitario con un idioma diferente y lejos de sus seres queridos, fue un proceso difícil para la joven que se había enamorado de un chico que conoció en un pub sin saber que se tratada del Príncipe Heredero de Dinamarca, Federico.

marysola1VER GALERÍA

“Experimenté un sentimiento de soledad, por un corto tiempo, cuando me mudé por primera vez a Dinamarca”, dijo a Australian Women’s Weekly, “Mudarme a Dinamarca fue un cambio enorme en mi vida, una nueva cultura, un nuevo lenguaje, nuevos amigos y una forma de vida diferente. Así que lo veo como algo muy natural el que en algunos momentos me sintiera muy sola o un poco como que estaba solo observando desde afuera”.

De aquellos difíciles inicios han pasado 14 años y ahora la Princesa está completamente adaptada a su nueva vida. Estas nuevas declaraciones llegan solo unas semanas después de que por primera vez, Mary revelara que antes de que su vida cambiara por completo, una adivina le dijera lo que el futuro le deparaba de forma casi exacta.

marysola2VER GALERÍA

Según relata una nueva biografía autorizada de la Princesa escrita por Jens Andersen, una joven Mary Donaldson caminaba por un bazar cuando encontró a una adivina que se ofreció a leerle las cartas del tarot. La mujer le dijo que dejaría pronto el trabajo que acababa de conseguir porque conocería a un hombre extranjero. La adivina le advirtió que se volvería famosa y que viviría en Europa, según se lee en este nuevo libro llamado Under the Bar, según reporta el periódico danés Kristeligt Dagblad.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Mary de Dinamarca sabía que sería princesa ¿gracias a una adivina?

Mary, Letizia y Kate: Tres estilosas mujeres, un vestido

“Me fui de ahí y pensé: ‘Bueno, fue divertido, pero nada más’”, ha dicho la Princesa Mary del ahora escalofriante encuentro. Aunque en ese momento no confiaba mucho en lo que las cartas le deparaban, confiesa: “Pero siempre he estado interesada en lo espiritual. En el misterio y el destino”. En un giro completo del destino, Mary dejó su trabajo en mercadotecnia para enfocarse en sus funciones como Princesa. Ha sido a través de su fundación que los últimos 10 años se ha dedicado a trabajar por diferentes causas, consiguiendo una altísima aprobación por parte de su pueblo.

marysola3VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.