¿Cómo celebran la navidad los royals en Sandringham?

Por Carolina Soto

Una de las tradiciones más resguardadas por la Familia Real Británica es la celebración de la navidad en Sandringham, la residencia de campo de la Reina Isabel. De manera puntual, alrededor del 21 de diciembre, la monarca toma el tren desde la estación de King’s Cross con el Príncipe Felipe camino a Norfolk para prepararlo todo antes de recibir a la familia en pleno alrededor del 23. Hasta este año, la política de invitación era por demás estricta, únicamente la familia podía asistir, pero este año las cosas han cambiado con la asistencia de Meghan Markle como prometida del Príncipe Harry.

VER GALERÍA

Para esta privada celebración se dice que los miembros de la familia llegan en orden de importancia, con el Príncipe Carlos –primero en la línea de sucesión- y la Duquesa de Cornwall como los últimos en llegar. Aunque usualmente todos se hospedan en la residencia de Sandringham, el Príncipe William y la Duquesa de Cambridge suelen quedarse en su propia casa, Anmer Hall, que se encuentra a unos metros de la casa de la Reina. Cuentan los rumores que este año serán los Duques de Cambridge los que hospeden a Kate y Meghan, lo que haría más sencilla esta transición para la actriz.

¿Qué hace la familia en estas fechas? En Noche Buena la familia se reúne para poner los últimos toques al árbol de navidad en el White Drawing Room. A la hora del té, los royals abren sus regalos –muy a la usanza de nuestro país- ya que los royals mantienen la práctica alemana de abrir los presentes un día antes de navidad. Esto se hace en el Red Drawing Room, en donde todos los regalos se acomodan sobre una mesa que está perfectamente categorizada con los nombres de los presentes para que cada pila represente a su dueño.

VER GALERÍA

A diferencia de lo que se podría pensar, no se regalan cosas ostentosas o valiosas, sino que apuestan por las cosas divertidas o hechas a mano. Se dice que Harry es precisamente quien tiene el alma más bromista cuando de regalos se trata. Pero para que Meghan no se equivoque puede inspirarse en lo que Kate hizo durante su primera navidad con la familia. En 2011, la Duquesa de Cambridge ante los nervios de no saber qué regalar a la Reina, decidió cocinarle un platillo tradicional de su abuela. A la Reina le gustó tanto que al otro día estaba puesto en la mesa para que todos lo probaran.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

¿Qué regalan la Reina Isabel y el Príncipe Felipe a sus trabajadores en estas fiestas?

¿Qué cena la Familia Real Británica en navidad?

Después de la hora del té que es usualmente a las 5 pm, la familia se va a arreglar para reunirse a las 8 pm en una cena de gala. Aunque pudiera parecer un momento muy formal con todas las joyas, los vestidos y los tuxedos, la realidad es que es el momento perfecto para que la familia platique. Mientras que a las 10 de la noche –muy al estilo de lo visto en Downton Abbey- la Reina dirige a las mujeres a otra sala, mientras que los hombres toman tragos en otro lugar.

La mañana de navidad, después de encontrar sus botas llenas de pequeños regalos y frutas, toda la familia asiste al servicio religioso de la iglesia St. Mary’s Magdalene. Es en este momento cuando tienen la oportunidad de saludar a la gente del pueblo para después regresar a disfrutar de un pavo a la 1 pm y después escuchar el discurso de la Reina a las 3 en punto.  

VER GALERÍA