Con 91 años, la Reina Isabel sigue montando a caballo como en su juventud

Por Carolina Soto

Quién dice que la edad es un impedimento para mantenerse activo. La Reina Isabel II es un claro ejemplo de una agenda por demás ocupada en su novena década. No solo es el miembro de la realeza con más compromisos al año, a sus 91 años sigue entregada a una de sus más grandes pasiones, la equitación. Tal como comenzó a hacer siendo apenas una niña, la Reina fue vista en los alrededores del castillo de Windsor con su hermoso pony negro.

VER GALERÍA

Sin temor a las bajas temperaturas que están cubriendo al Reino Unido, la Reina recurrió a su ya clásico uniforme para montar. Un trench coat largo en azul marino para protegerse de la lluvia y una mascada sobre su cabeza, son los complementos perfectos para una buena cabalgata por la propiedad. En las imágenes, se puede ver con a ella a Terry Pendry, su fiel caballerizo, quien suele acompañarla siempre que quiere dar un paseo a caballo.

En medio de una semana por demás agitada en la que tuvo compromisos en Portsmouth y en el Palacio de Windsor, la Reina aprovechó un espacio en su agenda para hacer una de las cosas que más le gustan, montar a caballo. Apenas en marzo pasado era vista en su caballo, al pie del Río Támesis. La Reina ha dicho que son los momentos cuando está sobre su pony cuando “se siente como cualquier otra persona”.

VER GALERÍA

Para estos paseos, la Reina confía en Carltonlima Emma, un hermoso corcel negro de gran altura digno de ganar cualquier competencia. Aunque la Reina no ha tenido problema en salir en esta ocasión en las bajas temperaturas que se están viviendo en su país, lo cierto es que ella misma ha confesado que ya no le gusta aventurarse cuando del clima se trata. En el 2015 cuando fue capturada también a galope, fue filmada explicándole a uno de sus trabajadores: “Ahora soy una jinete de buen tiempo. No me gusta que me dé frío o mojarme”.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

¿Qué regaló la Reina Isabel al Príncipe Felipe por su 70 aniversario de bodas?

¡Combinados! De cuando la Reina Isabel II y sus invitados lucen -casi- el mismo look

El amor por los caballos ha acompañado a la Reina desde que era muy pequeña. Con cuatro años, entonces conocida como Lilibeth, recibió un pony de las Shetland con el nombre de Peggy. Además de aprender a montarlo, desde entonces ha estado muy interesada en la crianza de caballos. Su amor por la equitación se deja ver en cada competencia a la que asiste, cuando no duda ni por un segundo acercarse con una gran sonrisa a los equinos.

VER GALERÍA