La Reina Isabel no puede viajar sin…¿su pastel favorito?

Por Carolina Soto

Cada detalle de su vida es cuidado y la Reina Isabel se puede dar algunos lujos que parecen ajenos para el resto del mundo. Si a lo largo de los años hay detalles que son tremendamente característicos de ella como su famoso bolso y sus trajes monocromáticos, hay todavía algunos secretos que poco a poco se van desvelando. Por ejemplo, el que la monarca se parece más a ti de lo que crees y es que Isabel II también tiene una terrible debilidad por el chocolate, especialmente por un pastel que se prepara en el Palacio de Buckingham y del que siempre tiene una rebanada a la mano, incluso, cuando viaja.

VER GALERÍA

Fue el Chef Darren McGrady, quien trabajó por 15 años en la cocina de la Reina, quien ha contado este simpático detalle de la vida de la monarca. En una entrevista con Harper’s Bazaar, el chef ha contado que la Reina disfruta de un pedazo de pastel de chocolate todos los días, incluso, durante sus escapadas de viaje, cuando pide al cocinero de Buckingham que haga una dotación especial para llevar.

“Se come un pedazo todos los días hasta que eventualmente solo queda una pieza pequeña, aun así la tienes que servir, ya que se quiere acabar todo el pastel”, ha dicho McGrady. Pero sorprendentemente, la Reina Isabel no es la única que tiene una especial debilidad por este pastel, su hijo, el Príncipe Carlos, y sus nietos, William y Harry son fans declarados de este postre que se sirve en el Palacio.

VER GALERÍA

En su momento, la Chef Carolyn Robb, que trabajó con los Príncipes William y Harry cuando eran niños, confirmó que ese pastel era favorito en el Palacio de Kensington. Los mejor, es que Rob contó a You Magazine que con los años, el amor de William por la delicia de chocolate fue tal que lo eligió como su pastel de bodas. “Fue diseñado, cocinado y regalado al Príncipe William por la empresa de galletas McVitie’s, y se dice que estuvo hecho por 1,700 galletas y 17 kg de chocolate”, explicó la chef.

Con 90 años y la Reina Isabel sigue montando a caballo como cuando era niña

La romántica historia detrás del broche de la Reina Isabel

Pero, ¿cómo es este pastel favorito de la Familia Real? Se trata de uno de lo más sencillos y famosos en las casas británicas. Su realización es tan fácil que es muy común que los niños de la casa ayuden a romper las galletas que lleva la mezcla. Y por supuesto, el gran protagonista del platico no es otro que el riquísimo chocolate.

VER GALERÍA