charleneinf

La dura infancia de la Princesa Charlene de Mónaco, en sus propias palabras

por Carolina Soto

En su cumpleaños 39, pareciera que la Princesa Charlene ha vivido todo un cuento de hadas. No solo tuvo la oportunidad de representar a su país en los Juegos Olímpicos en una disciplina que es toda una pasión en su vida como la natación, sino que desde 2011 es Princesa de Mónaco. La sudafricana conquistó el corazón del Príncipe Alberto y desde entonces ha ocupado el puesto que alguna vez llevara con orgullo Grace Kelly. Pero ha sido la misma Charlene quien ha abierto su corazón para contar que su infancia no fue la más sencilla y que esto hace que le sea muy fácil entender qué sienten los pequeños a los que ayuda a través de su organización.

charleneinf1VER GALERÍA

Por primera vez, ha hablado sobre su infancia como refugiada en Sudáfrica debido al conflicto político que en esa época aquejaba a Rodesia (territorio que actualmente es Zimbabue) de donde es originaria. En 1989, cuando tenía solo 11 años, Charlene se convertía en una refugiada al huir de la guerra de independencia de Rodesia. “En Sudáfrica tuve que confrontarme a la segregación racial. Me separaron de otros niños. He sido testigo de injusticias y desigualdades de las cuales los niños pueden resultar particularmente afectados. Estoy orgullosa de pertenecer a un principado que ha hecho del combate por los derechos una prioridad”, explicó la Princesa durante un reciente viaje humanitario a la India a Paris Match.

Al haber vivido esta dura realidad, la Princesa se hizo consciente desde una muy corta edad. “Cuando yo era pequeña tenía que terminar mi plato. Por respeto a las personas que no muy lejos de nosotros moría de hambre…Desperdiciar la comida o el agua era un sacrilegio”, narra, lejos de los derroches o los excesos. La lucha por una vida mejor se hizo presente en su casa: “Mi padre tenía dos empleos, mi madre daba clases de natación cuando ni siquiera tenían los medios para tener dos coches”.

charleneinf2VER GALERÍA

Aunque ahora vive con todas las comodidades, la Princesa ha confesado en este discurso que no es ajena a la ropa de segunda mano y otras situaciones de este tipo: “Sé lo que es caminar kilómetros a pie bajo la lluvia al volver de la escuela”.

La Princesa Charlene de Mónaco en su más tierno papel de mamá

Look a look las princesas de Mónaco demuestran porqué el principado es el más estiloso

Su vida ha dado un giro completo y ha encontrado su felicidad total en sus dos hijos, la Princesa Gabriella y el Príncipe Jacques: “Ellos son lo más importante en mi vida…Es imposible no ser feliz cuando te están esperando en la mañana al despertar. Y un verdadero dolor de cabeza para elegir cuál de los dos abrazar primero… Tener gemelos es agotador, probablemente incluso cuando son de diferente sexo debido a que sus necesidades y sus sentimientos no son los mismos”. Y sobre su cumpleaños, apenas el lunes el Príncipe Alberto confesaba a People que no tenía el regalo listo pero que es un experto en compras de última hora y que seguramente daría a su mujer una linda joya como presente.

charleneinf3VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.