jacquesgrande

¡Cuánto ha crecido Jacques de Mónaco!

by Carolina Soto

Un pequeño de rubia melena con enormes y curiosos ojos azules se robaría todas las miradas en el ya tradicional Picnic de Mónaco. El Príncipe Jacques en una de las contadas apariciones que ha hecho, fue visto de la mano de su madre la Princesa Charlene y ante los ojos orgullosos del Príncipe Alberto. Esta vez, a diferencia del año pasado, el pequeño hizo acto de presencia sin su compañerita de juegos, su melliza, la Princesa Gabriella.

jacquesgrande2VER GALERÍA

A solo unos meses de cumplir dos años, el pequeño ha vuelto a aparecer en un evento oficial tomando poco a poco su lugar en la vida pública del principado. Con una camisa polo en rojo con un bordado de un tigre de Gucci, pantalones blancos y tenis azul marino, combinando los colores nacionales, Jacques se mostró curioso y atento a las festividades que se habían organizado para este día.

La que no cabía de orgullo ante las monerías de su pequeño era la Princesa Charlene, quien se derretía ante la mirada de todos haciéndole mimos a su niño. El Príncipe Alberto observaba entretenido este intercambio, sobre todo cuando Jacques quería comportarse como un niño grande, caminando solo y dejando los brazos de sus padres.

La Princesa Charlene se prepara para los ‘terribles dos’ de sus mellizos
Clases de primeros auxilios ¿con una princesa? Charlene de Mónaco en su mejor papel de maestra

jacquesgrande1VER GALERÍA

Ha sorprendido lo mucho que el pequeño ha crecido desde su última aparición hace algunos meses. Gracias a la distancia entre los vistazos que se pueden ver de él y su hermana, cada vez que reaparece Jacques ha dejado a todos con la boda abierta ante su desarrollo. Ahora el rubísimo Principito recuerda un poco a su sobrino, Sasha, hijo de Andrea Casiraghi, con sus caireles y lindos cachetitos.

Para esta ocasión, la Princesa Charlene llevó un vestido de modelo Jerry con motivos florales en seda china de Vilshenko, con un precio de 1,140 libras ($30,200 pesos mexicanos aproximadamente). La Princesa combinó este estiloso diseño con unos zapatos azul marino y su ya favorito lipstick rojo.

También asistió al picnic la Princesa Carolina quien lució veraniega y elegante con una blusa blanca con rayas rojas y pantalones palazzo de lino. Dejando que los reflectores se posaran sobre su sobrino, la Princesa veía entretenida la escena desde un lado, también encantada por lo que hacía el niño de dos años.

  jacquesgrande3VER GALERÍA