Estelle y Oscar de Suecia se robaron todas las miradas en el cumpleaños de su mamá

Por Carolina Soto

La Familia Real de Estocolmo continúa en una racha de celebraciones y buenas nuevas, esta vez ha sido el turno de la Princesa Victoria quien ha festejado con su pueblo un año más de vida. Muy bien escoltada por su familia, la Princesa Heredera salió del Palacio de Solliden para saludar a su gente en su cumpleaños 39 y como se ha vuelto toda una tradición en los eventos más recientes de la Casa de los Bernadotte, han sido los más pequeños de la casa sobre quienes se han posado todos los reflectores. La Princesa Estelle y el Príncipe Oscar se robaron todas las miradas en el festejo de su madre regalando tiernas postales para recordar este día.

VER GALERÍA

Con una enorme sonrisa, la Princesa Victoria dirigió unas palabras después de haber sido presentada por el Rey Carlos Gustavo. Mientras tanto, una atenta Princesa Estelle escuchaba el mensaje de la mano de su papá, observando curiosamente a la gente que se había reunido para felicitar a Victoria. Acostumbrada a los actos públicos, se veía a la pequeña de 4 años en su mejor comportamiento, lejos de su fama de activa y ocurrente, pero solo bastarían unos minutos para que su vivaz personalidad se hiciera presente.

Curiosa como siempre, hacía que su papá, el Príncipe Daniel, se agachara a explicarle lo que estaba sucediendo, tarea que después se vería impedida por el más pequeño de la casa. Sin entender muy bien qué pasaba, el Príncipe Oscar hacía una aparición después de su bautizo en su primer evento oficial y desde los brazos de su papá bostezaba y dormitaba un poco, pero eso no lo salvaba de las atenciones de los presentes. Hubo quien se animó a darle al bebé una corona de flores, con la que se veía por demás simpático, aunque a él no le hizo mucha gracia y papá tuvo que quitarla rápidamente.

VER GALERÍA

Estelle, Oscar y Alexander, los tiernos protagonistas del Día Nacional de Suecia
‘BFFs’: Estelle y Leonore de Suecia en sus fotografías más tiernas

A diferencia de su hermano, la Princesa Estelle ya es toda una experta en este tipo de eventos. Luciendo lindísima en un vestido azul serenidad, zapatitos blancos y la melena en una coleta de caballo, Estelle hizo el recorrido con sus papás para saludar, sin saber que ahí le esperaba una sorpresa. Entre los regalos que le dieron, como una pulsera a juego con una para su mamá y una serie de fotografías, el detalle favorito de Estelle fue el mismo del de cualquier niña de su edad, una muñeca de Elsa de Frozen. Mientras su mamá se llenaba de flores y regalos, Estelle ya no hizo más caso del evento y decidió regresar corriendo a jugar con su muñeca. Eso sí, con una enorme y sincera sonrisa.

VER GALERÍA

 ¿Ya te enteraste? ¡Estamos en Snapchat! Encuéntranos como Hola_mx