La Reina Máxima sufrió una leve contusión cerebral

Al parecer, la Reina tuvo una caída el pasado viernes que le provocó la lesión

Por Carolina Soto

Apenas el lunes se le veía muy sonriente durante la visita oficial del Presidente de Grecia a los Países Bajos. No solo eso, cumplía con todos los deberes de este compromiso, pero lo que nadie sabía es que la Reina Máxima no se sentía tan bien como parecía. Regia en un artístico vestido de Valentino y una magnífica pamela en burgundy, Máxima de Holanda logró que nadie sospechara que una caída que sufrió el viernes había tenido algunas consecuencias.

Ha sido el Servicio de Información del Gobierno quien ha compartido de manera simple que después de un análisis del doctor, se ha sabido que la Reina sufrió una contusión cerebral. Y según el reporte médico, se le ha recomendado algún tiempo de reposo: “Deberá tomárselo con calma en los próximos días. Este viernes por la mañana volverá a ser examinada por el médico para determinar si la Reina Máxima podrá tomar parte por la tarde en la sesión de fotos de verano”.

VER GALERÍA

Aunque en su momento parecía haber sido un golpe más, algunas molestias hicieron que requiriera de atención médica, tras la cual se daría el diagnóstico de una conmoción cerebral leve. Al parecer, el golpe en la cabeza sucedió cuando la Reina se encontraba en la ciudad de Wassenaar, lugar de residencia de los Reyes. A pesar de que los medios locales han especulado en dónde se dio dicha caída, el Palacio se ha limitado a señalar la ubicación general del hecho sin darle mayor importancia. 

Máxima de Holanda celebra un ‘dorado’ cumpleaños 45

¡Bienvenida a México Reina Máxima!

Hasta el momento, todavía no está cancelada del todo la participación de la Reina en el típico posado que realiza año con año con su esposo e hijas para darle la bienvenida al verano, pero su aparición dependerá de su evolución y las instrucciones que el doctor señale. Conocida por su activa personalidad y por mostrarse siempre sonriente aun cuando no se siente tan bien, no sorprendería que Máxima cumpliera con este compromiso tal como se tenía programado.

Ésta no es la primera vez en últimos tiempos que la Reina tiene una baja médica. A finales del año pasado, durante su visita oficial a China fue diagnosticada con una infección renal que no solo la hizo retirarse de los compromisos oficiales, sino que también tuvo que volver a casa y ser internada en el hospital de la Haya. En aquel momento, tal como lo ha hecho estos días, el Rey Guillermo Alejandro se mostró preocupado por su mujer y decidió continuar con su agenda en solitario, dándole un merecido descanso a la Reina.

  VER GALERÍA