Las Princesitas de Holanda se robaron con sus sonrisas el Día del Rey

La familia estuvo de fiesta por el cumpleaños del Rey Guillermo Alejandro

Por Carolina Soto

Holanda estuvo de fiesta para celebrar el cumpleaños del Rey Guillermo Alejandro. A pesar de tratarse de un día extremadamente frío, ya se anticipada en las redes sociales de la Casa Real que el cariño de la gente se encargaría de calentarlo. Fue así como el Rey, perfectamente escoltado por su esposa, la Reina Máxima, y las Princesas Amalia, Alexia y Ariane, se reunió con su pueblo para festejar el Día del Rey. Pero el cumpleañero no fue el protagonista de este evento, fueron las tres rubias Princesitas quienes acapararon todos los reflectores.

VER GALERÍA

Con enormes sonrisas, las tres niñas se veían realmente emocionadas por poder participar en esta celebración. Con 12, 10 y 9 años, Amalia, Alexia y Ariane otorgaron en esta importante ocasión su primera entrevista para televisión al canal público NOS. La más pequeñita de las hermanas fue la primera en animarse a acercarse al micrófono, mientras su hermana Alexia fue la que tomó con más familiaridad su papel frente a las cámaras, incluso hablando del accidente de esquí que sufrió hace algunas semanas.

Manos a la obra: Los Reyes de Holanda como nunca los habías visto

Da un vistazo a la espectacular colección de collares de Máxima de Holanda

VER GALERÍA

Siguiendo los estilosos pasos de su madre, las Princesa lucieron muy chic para este evento. Amalia llevaba un vestido en negro con motivos de lunas y estrellas, una fuerte tendencia de la temporada; Alexia lució un vestido de croché en crudo de la firma española Zara, dándole un toque especial con una chamarra de mezclilla; y Ariane vistió un colorido diseño con flamingos naranjas de Pili Carrera, con un suéter en el mismo color a juego. Para combatir las temperaturas del gélido día, las niñas llevaron mallas en color piel acompañando sus zapatos flats que eran del mismo modelo pero en diferente color. Por su parte, Máxima volvió a recurrir a una de sus firmas de cabecera, Natan, en un conjunto de falda con flores y blusa rosa, con sombrero y guantes a juego, con zapatos en el mismo tono de Gianvito Rossi.

VER GALERÍA

Zwolle fue la ciudad elegida para celebrar este Día del Rey y el entusiasmo de su gente dejó ver una faceta muy diferente de la Familia Real. Aunque las niñas están perfectamente acostumbradas al protocolo, en esta ocasión pudieron divertirse de forma muy espontánea. Además de probar sus dotes con el balón, las tres chicas y sus padres participaron gustosos en los cantos de celebración abrazados mientras se balanceaban de un lado a otro. Dejando de lado los rigores de sus apariciones públicas, la Familia se entregó tanto al festejo, que hasta la Reina se dio gusto con algunas delicias dulces que se ofrecían a los presentes.