Charlene de Mónaco es una de las siete mujeres que puede vestir de blanco frente al Papa Francisco

El Príncipe Alberto y la Princesa Charlene tuvieron una audiencia con el Papa Francisco

por Carolina Soto

Según dicta el protocolo, durante las visitas oficiales al Vaticano, las mujeres visten de negro con una mantilla del mismo color sobre la cabeza, y son solo siete personas en el mundo quienes están exentas de esta regla no escrita. Éste es el caso de la Princesa Charlene de Mónaco, quien es una de las pocas mujeres en el mundo que pueden asistir a una visita oficial en presencia del Papa Francisco vistiendo de blanco. Esto se debe a que las princesas y reinas de fe católica son las únicas que pueden evitar el solemne negro en este tipo de visitas.

Charlene de Mónaco es una de las siete mujeres que puede vestir de blanco frente al Papa FranciscoVER GALERÍA

Conocido como “il privilegio del bianco (el privilegio del blanco)”, el uso de vestimenta blanca enfrente del Pontífice por parte de las reinas y princesas católicas, está reservado a visitas oficiales, audiencias privadas, canonizaciones, beatificaciones y misas de especial importancia. En este momento, las otras mujeres que gozan de este privilegio protocolario son: la Reina Letizia de España, la Reina Sofía de España, la Reina Paola de Bélgica, la Reina Matilde de Bélgica, la Gran Duquesa de Luxemburgo María Teresa y la Princesa Marina de Nápoles.

Para esta visita al Vaticano, la Princesa Charlene optó por un vestido con un corte en v en el cuello en color crema, con un abrigo en el mismo color. El clutch, la mantilla de encaje y los guantes, también fueron en diferentes tonos de blanco y crudo, mientras los zapatos estuvieron en un tono más subido en terciopelo. Dando un toque de glamour pocas veces visto durante estos encuentros, la Princesa llevó los labios en carmín con un lipstick mate.

Charlene de Mónaco es una de las siete mujeres que puede vestir de blanco frente al Papa FranciscoVER GALERÍA

El Príncipe Alberto y la Princesa Charlene asistieron esta mañana a una audiencia con el Santo Padre en el Palacio Apostólico, en lo que fue la reunión de los representantes de las dos naciones más pequeñas del mundo, el Vaticano y Mónaco. Un sonriente Papa Francisco recibió cálidamente a la pareja, con quienes intercambió algunos momentos de charla.

Ésta es la cuarta ocasión en la que la Princesa Charlene de Mónaco tiene un encuentro con el Papa. La sudafricana adoptó la fe católica en 2011 cuando contrajo matrimonio con el Príncipe Alberto y desde entonces se le ha visto apegada a las tradiciones de la Iglesia. Según ella misma ha contado, los valores de esta religión la han conmovido profundamente y se ha visto especialmente identificada con ellos.

Charlene de Mónaco es una de las siete mujeres que puede vestir de blanco frente al Papa FranciscoVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.