Las infantas Elena y Cristina, invitadas de lujo en el divertido 'selfie' grupal de la Familia Real griega

Por hola.com

Los selfies están de moda. Después de que la crema y nata de Hollywood colapsara Twitter durante los Oscars gracias a su inolvidable foto en grupo, ahora ha sido el turno de la Familia Real griega de apuntarse a la nueva tendencia digital: el 'selfie grupal'.





La realeza, que se encontraba reunida en la localidad de Tatoi para celebrar el 50 aniversario del fallecimiento del Rey Pablo I de Grecia, aprovechó la reunión familiar para posar en varias animadas fotografías, en las que figuraron como invitadas especiales las infantas Cristina y Elena de España, quienes también se encontraban en el país para el solemne homenaje.

En la primera imagen, publicada en la cuenta de Instagram de Marie Chantal de Grecia, se puede ver a la princesa acompañada por las hijas de la Reina Sofía de España y Alexia de Grecia. "Mis dos españolas favoritas y una griega", se lee junto a la imagen.





En una segunda imagen, más informal y divertida, se ve a Olympia de Grecia junto a sus padres, los príncipes Pablo y Marie Chantal, los príncipes Alexia, Theodora, Phillipos, Tatiana (esposa del príncipe Nicolás) y la infanta Elena.

Fueron múltiples fotografías las que se compartieron en las redes sociales de varios de los miembros de la Familia Real, ya que nadie quiso quedarse sin su propio souvenir digital.




El difunto Rey Pablo I, descrito por muchos como hombre afable y buen padre de familia, no estaba destinado a reinar por ser el menor de tres hermanos. El fallecimiento de su hermano, el rey Jorge II, en 1947, lo convirtió en Rey de Grecia, un país devastado tras la Segunda Guerra Mundial y la guerra civil, que bajo su mandato se estabilizó políticamente y empezó su desarrollo económico. El rey Pablo permaneció en el trono hasta su muerte, el 6 de marzo de 1964, pocas semanas de haber sido operado de un cáncer de estómago, y fue sucedido por su hijo, Constantino.



Cincuenta años después, toda su familia lo recuerdó en el señalado aniversario de su adiós con una ceremonia ortodoxa en el cementerio de Tatoi, donde están enterrados los miembros de la Familia Real griega desde 1913. El mausoleo se encuentra en el bosque que rodea al palacio, un terreno de 4.000 hectáreas a los pies del monte Parnós, y entre las tumbas se alza la capilla ortodoxa, llamada iglesia de la Resurrección.