Las emotivas palabras del Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, ante el próximo bautizo del príncipe George de Cambridge

by hola.com

Hace poco menos de un año que Justin Welby se convirtió en Arzobispo de Canterbury (el obispado más antiguo de la Iglesia de Inglaterra y de todo el Reino Unido), pero pronto tendrá en su “currículum” el honor de haber presidido dos de los eventos reales más importantes de la historia, entre ellos, el bautizo del Príncipe George de Cambridge, sacramento al que consideró como “sumamente importante”, ya que puede inspirar a otros para que lleven a sus hijos a recibirlo también.



Este miércoles 23 de octubre, el Arzobispo Welby (padre de cinco hijos), bautizará al primogénito del Príncipe Guillermo y Kate Middleton en el Palacio de St. James. La ceremonia marcará el siguiente "gran momento" en la vida del pequeño príncipe, después de su nacimiento el pasado 22 de julio (2013). En febrero del año pasado, cinco meses después de haber sido electo como Arzobispo de Canterbury, ofició la misa por el 60 aniversario de la Coronación de la Reina Isabel II.

"Celebramos, primero que nada, la dicha de los padres", mencionó. "Es algo maravilloso tener un bebé. Todos los bebés son increíblemente especiales, no sólo los bebés de la realeza". "Como nación celebramos el nacimiento de alguien que, en el momento oportuno, se convertirá en cabeza de Estado. Eso es extraordinario". "Te da un sentido de esperanza, del futuro de la historia, así como del pasado de la historia, y qué gran regalo es tener una nueva vida y poder mirar hacia adelante".



El Sr. Welby, un antiguo ejecutivo petrolero, dijo que los nuevos papás, Guillermo y Kate, probablemente ya han recibido suficientes consejos como "para llenar una casa entera", pero él les ofreció algunas palabras de sabiduría. "Mi mensaje para ellos sería, qué detalle, qué maravilloso regalo, qué momentos tan espectaculares vivirán". "Habrán buenos y malos tiempos, con los hijos siempre los hay". "A través del bautizo colocas a Dios en el centro de todo, y yo sé que cuando Él está en el centro, de alguna manera lo dejas en sus manos, y eso es extraordinario".

 

La íntima ceremonia de bautizo se realizará a las tres de la tarde de este miércoles, en la Capilla Real del Palacio de St. James y durará aproximadamente 45 minutos. Únicamente amigos y familiares cercanos de la pareja, así como los padrinos del bebé (cuya identidad aún no se conoce), asistirán al evento.