La boda de Pilar en Asturias

Un look con historia para Pilar, la novia de la mantilla y las mangas especiales

Se casó en Llanes en octubre, con un diseño hecho a medida que no ha dejado a nadie indiferente

por Estrella Albendea

De todos los consejos, refranes y tradiciones que se transmiten generación tras generación entre las familias a las futuras novias, el ‘algo nuevo, algo azul, algo viejo y algo prestado’ es ya un lema universal. Si hubiera que destacar una de esas máximas por ser realmente especial, la de ‘algo viejo’ es la que más emociones genera. Decidir qué pieza del look destacará por su historia es tarea de la protagonista del gran día y el detalle en cuestión suele ser un complemento. Para Pilar, una novia que ha triunfado por su estilo, la mantilla familiar era ese ingrediente indispensable para transformar su estilismo. “En la primera prueba llevé una mantilla antigua de mi abuela que utilicé como velo y quedaba perfectamente encajada con el diseño que hizo Teresa Patiño. En las siguientes pruebas, me sugirió hacer un bordado en la cintura en los mismos tonos que la mantilla y así lo hicimos”, nos cuenta.

Vestido de novia con mantillaVER GALERÍA

- Guía ilustrada de las mangas de novia que serán tendencia en 2022

Mangas de novia especiales

La sencillez y el romanticismo se daban la mano en su look, perfecto para su boda celebrada el pasado 16 de octubre. “Nosotros queríamos casarnos entre septiembre y octubre pensado que la Covid mejoraría y por suerte en esa época estaba bastante bien, no teníamos ningún tipo de restricción”, recuerda Pilar. Para el exitoso look, nuestra protagonista confió en la experiencia de Teresa Patiño: "la primera vez que hablé con ella, le conté lo que yo quería y a las pocas semanas ya me estaba probando la primera toile, en la que había plasmado exactamente lo yo quería”.

Peinado de novia románticaVER GALERÍA

- Si vas llevar un vestido de novia sencillo, estos preciosos peinados son para ti

El resultado era un vestido minimalista, con mangas transparentes, espalda cerrada, escote de pico y silueta recta, que combinaba a la perfección con la espectacular mantilla. “Para mí, lo más importante que tenía que tener el traje de novia es que me sintiera yo misma y que estuviera cómoda. Para las mangas me sirvieron de inspiración las de los trajes antiguos de llanisca”, apunta. Precisamente las dos niñas de arras, que la acompañaron al altar, iban vestidas con trajes de llanisca y los pajes, con el de porruano: "dos de los trajes típicos del oriente en Asturias".

El otro detalle que tenía protagonismo en su look era un precioso ramo, de una sola flor, en contraste de blanco y verde, muy elegante y chic. “Me apetecía meterle unas flores de magnolio porque son de mis preferidas. Fui a hablar con María sobre mi idea del mezclar esas magnolias con alguna flor y ella hizo el diseño. ¡Yo no lo vi hasta minutos antes de salir de casa y me encantó!”, recuerda. 

Novios en boda en el campoVER GALERÍA

- La boda en Sevilla de Blanca, la novia del vestido 'a la italiana'

Decorar la coleta

Para completar un estilismo carente de estridencias, mejor apostar por un peinado sencillo con el detalle especial de un tocado a medida. Como muchas otras novias, Pilar buscaba sentirse cómoda y favorecida con su look de belleza. “Siempre tuve claro que el día que me casara iba a llevar un coleta. Una vez que tuve el diseño del traje y supe cómo iba a colocar la mantilla, hablé con Yolanda y ella entendió perfectamente lo que quería: una coleta sencilla”, señala. La misma naturalidad la buscó en su maquillaje, porque no quería verse extraña. “Contacté con Pilar, la maquilladora, a través de una amiga mía, porque la maquilló el día de su boda. Ella se encargó de hacerme un maquillaje muy natural y con el que me sentí cómoda todo el día”, comparte.

Vestido de novia viralVER GALERÍA

- Sigue estos consejos de estilista y vestirás bien en todas las bodas

Una boda en Llanes

Con el look al completo, Pilar se dispuso a acudir a la iglesia, donde la esperaban sus familiares y amigos. La Basílica de Santa María del Conceyu, en Llanes acogió a la ceremonia: “teníamos claro que nos queríamos casar en esta iglesia, ya que yo llevo veraneando toda la vida allí”. Fue en este espacio donde se produjo una de las escenas más emotivas, que Pilar no puede borrar de su memoria. “Lo más especial fue la entrada a la Iglesia. Cuando ves que está tu futuro marido esperándote en el altar y la iglesia llena de familia y amigos… Tengo que reconocer que cuando llegué estaba muy nerviosa”, recuerda.

Decoración de bodas seating planVER GALERÍA

- Las mejores ideas de decoración nupcial de mesas adaptadas a cada estilo de boda

Después se trasladaron a la Finca Las Nieves, de la que los novios quedaron prendados desde el primer momento. “Queríamos intentar que fuera lo más al aire libre posible, aunque en Asturias siempre tienes que contar con una mala jugada del tiempo. Sin tener claro dónde lo celebraríamos nos pusimos en contacto con el catering de Sol Jimeno y ella nos ofreció la finca. Para los invitados era muy cómodo, ya que la finca tiene apartamentos para alojarse allí mismo y tardaban 10 minutos en coche a Iglesia”, sostiene.

Vestido de novia inspiración antigua vintageVER GALERÍA

- La boda de Marina, la novia madrileña del impresionante vestido bordado

Decoración muy personal 

Para mayor comodidad de los asistentes y siguiendo las tendencias decorativas, la pareja apostó por una carpa continua de Global Rent, dividida en dos zonas: “una parte blanca para la zona de comedor y un parte transparente para la zona de baile. En la zona de baile de la carpa colgamos unas estrellas y unas bolas de papel para diferenciar los dos espacios”. 

En materia de decoración, Pilar contó con la ayuda de su amiga Paula, que cuenta con su propia empresa de diseño de papelería en acuarela y caligrafía (paulacentenostudio) y se encargó de las invitaciones, los misales, los menús, el sitting y las mesas. Además, las flores eran imprescindibles para nuestra protagonista y desde Flores El Navariegu se lo pusieron muy fácil. “María llenó la iglesia con helechos que quedaron preciosos y en la carpa colgó unas ramas de manzanos y las rellenó con hiedras y eucalipto. En el pasillo de entrada a la carpa también puso unos helechos iguales a los de la iglesia”, cuenta.

Vestido de novia especial y sencilloVER GALERÍA

- El look más viral de Pippa Middleton ahora inspira a novias e invitadas

Su gran día fue el resultado de mucho trabajo e incertidumbre previa, que afortunadamente quedaron en simples anécdotas. “Por suerte, nosotros pudimos hacer un boda totalmente normal y sin ninguna modificación y contar con todas las personas que queríamos que compartieran con nosotros ese día tan importante”, matiza. Su mejor wedding planner en un día tan importante fue su prima, que tenía experiencia previa en ello y todo resultó un auténtico éxito. Por eso, avisa Pilar, no conviene pasarlo mal, mejor relajarse, porque, al final, siempre: “todo sale bien”.