Ramos para diferentes estilos de novia

A cada estilo de novia, su ramo de ensueño

Preguntamos a los que más saben de flores sobre los diseños que son tendencia

por Estrella Albendea

La elección del ramo que acompañará a la novia hasta el altar está marcada directamente por su estilo. Dicen los expertos que, como sucede con otros detalles del look nupcial, las flores dependen de los gustos y la estética de la protagonista del gran día. Si bien muchas dejan la decisión en manos de amigas y familiares que les regalan un diseño floral para la ocasión, una gran parte de quienes deciden poner flores a su estilismo prefieren escogerlas por sí mismas. “Más allá de lo que podamos aconsejar los profesionales, una novia debe de elegir lo que le guste y con lo que se sienta cómoda, que le ayudará bastante a ser ella misma y a poder brillar con luz propia”. Quien defiende esta visión es Javier Varela de Florenea, que, junto a otros expertos florales del sector nos da las claves para construir el ramo perfecto en función al estilo de cada mujer.

- Tu vestido de novia perfecto: 5 claves que potencian la silueta al máximo

La perspectiva de Javier la comparte Fátima Rodríguez de Arbolande: “el gran condicionante que influye a la hora de elegir un tipo de ramo, su estilo, flores y tonalidades es la propia personalidad de la novia y lo que quiere transmitir”. Y continúa: “También su fisionomía: su estatura, su corpulencia, su tono de piel y de cabello… El vestido elegido y todos estos factores son piezas de un puzzle que hacen a cada novia única y, por tanto, los ramos son también únicos para cada una de ellas”. Sobre gustos en cuanto a flores no hay nada escrito, lo que se traduce en un sinfín de propuestas que encajan en las estéticas nupciales más populares.

- Encuentra las mangas que más favorecen a cada novia en nuestra guía ilustrada

Novias bohemias

En la temporada primavera/verano 2020, al igual que sucederá en 2021, las novias bohemias van ganando terreno con sus looks relajados y frescos. Amantes de la comodidad, la naturalidad y los diseños repletos de detalles como el encaje, las transparencias, el croché, los bordados y los motivos étnicos, estas prometidas son amantes de lo artesanal tienen muy presente la importancia de su ramo nupcial. Para este estilo, desde La Buganvilla Arte Floral proponen “ramos desestructurados que recuerdan en especial al arte”. Ello se traduce, a los ojos de Javier Varela de Florenea en un diseño floral muy concreto: “un buqué de flores pequeñas, tipo silvestres, nada apelmazado, un poco suelto”. 

Para este estilo de novia, esa misma línea campestre es la apuesta de Fátima Rodríguez de Arbolande. “Los ramos silvestres aquí encajan perfectamente, con variedad de verdes, formas desestructuradas, flores pequeñas de diferentes tipos, texturas y tonalidades. Es un estilo en el que parece que las flores acaban de recogerse del campo y se han atado sencillamente para el momento”. Ese halo de espontaneidad se consigue con trucos como los que cuenta esta floristería: “entre las flores, elige alguna que tenga forma espigada para que rompa la redondez del bouquet y le de un toque más natural. Además, para atar estos ramos nos encanta usar cintas de tela con lazadas que cuelguen y aporten un toque de color”.

- ¿Sabes cómo se llama cada tipo de ramo? Apréndelo en nuestra guía ilustrada

Novias clásicas

El look tradicional de novia, de vestido sencillo, larga cola, velo, mangas largas y diseño a medida se mantiene intacto año tras año. Las casas de moda nupcial no renuncian al clasicismo que destaca especialmente en bodas religiosas. ¿Y qué ramo encajaría con este estilismo? “Ramos de novia en tonalidades blancas o crema, y con verdes que le aporten un toque más natural. ¡El blanco nunca falla!”, apunta Fátima de Arbolande. Coinciden con ella en La Buganvilla Arte floral, mientras que en Florenea apuestan por “un bouquet de rosas spray o pitiminí, como las llamamos en el sur, y variadas en formas y tonos, pero siempre suaves, y sin usar apenas verde”, defienden.

- Encuentra el escote que más favorece a cada novia en nuestra guía ilustrada

Para novias modernas

Frente a las versiones más tradicionales del vestido de novia, las nuevas propuestas se abren camino en las bodas íntimas. De los conjuntos de top y falda a los trajes de chaquetas más buscados, las prometidas apuestan por la comodidad y la sofisticación en diseños que pueden reutilizar en su día a día. Para todas aquellas que ponen la practicidad y el espíritu más chic por delante, ramos de novia como los que idean en Florenea son una gran opción: “en este caso optaría por un pomo de flores tal cual, como recién cogido de la cubeta, y una tonalidad oscura que le imprima carácter, como un mazo de claveles oscuros color sangre toro o color rosa antigua; o por qué no, uno compuesto solo de verdes”.

Porque los ramos con una sola flor son tendencia, La Buganvilla Arte floral tiene claro que las proteas grandes son la mejor alternativa para las prometidas más modernas. A ello se suma Arbolande con una elección clara de los ramos monocromáticos en este caso. “Mejor elegir un único tipo de flor o, como mucho, dos o tres. También es posible utilizar como alternativa al ramo de novia una bonita pulsera de flores con cierto volumen que se ate con una lazada a la muñeca”.

- ¿El vestido de novia que más te favorece? Lo acabas de encontrar

Para novias minimalistas

La sencillez en su máxima expresión y sin perder un ápice de elegancia. Esta es la meta de las novias que apuestan por el minimalismo en su look nupcial y buscan soluciones versátiles y favorecedoras en las principales firmas que fabrican por colección. La naturalidad y la ausencia de estridencias de esta corriente estética se hace presente también en los ramos de novia en clave minimal. “Para contrarrestar un vestido de líneas sencillas y muy liso se puede elegir un ramo más elaborado e irregular. O todo lo contrario, continuar con ese estilo sencillo y llevar una única flor, pero potente (un ramo de nardos, una protea...), o incluso si cuadra con tu estilo y el de tu vestido darle un toque tropical”, comparte Arbolande. En contrapunto a esta visión, se encuentra la de Javier de Florenea: “a una novia minimalista, en mi opinión, le va algo simple, como una flor de tamaño grande (como una hortensia), con mucho color para darle fuerza”.

- Descubre la tiara o tocado de novia que más favorece a tu rostro con nuestra guía ilustrada

Para novias princesa

Como recién salida de un cuento, convertirse en la novia princesa es el sueño de incontables mujeres que entienden el gran día como una oportunidad sin precedentes para llevar ese look impresionante que no han podido vestir en otra ocasión. Escotes originales y pronunciados, mangas espectaculares y faldas con mucho volumen estilizan la silueta de las protagonistas del gran día. A todas esas ventajas se unen las de contar con un ramo muy original o muy femenino. “Suelen ser en forma de bouquet y estar compuestos por rosas”, explica La Buganvilla Arte floral.

En Florenea quieren ir más lejos y dan otras claves importantes. “Para una novia princesa un ramo con caída, con bastantes verdes, nada compacto, flor blanca y pequeña y, si pudiera ser, azahar o jazmín, sería perfecto”, indica la firma. Por su parte, desde Arbolande dan algunos consejos más: “estos ramos mejor si son más grandes, para que acompañen el volumen del vestido, y con forma de bouquet redondeado, sin demasiados verdes u otras flores que hagan romper esa redondez. Son ramos muy románticos que pueden tener como elemento principal las rosas (las rosas inglesas o de jardín nos encantan en estos ramos) o las peonías”.

- Un largo para cada vestido de novia: encuentra el tuyo en nuestra guía ilustrada

Para novias vintage

“Quienes han elegido un vestido de estilo vintage o que perteneció a algún familiar, pueden apostar por un ramo de flores naturales preservadas. Tanto si se lo queda ella tras la ceremonia o si lo regala a algún ser querido, se conservará en perfecto estado durante muchísimo tiempo. Lo podrás guardar de recuerdo y cada vez que lo veas te recordará ese día tan especial”, introduce Fátima Rodríguez de Arbolande. El diseño floral puede convertirse así en la alternativa protagonista por encima de cualquier otro accesorio de novia. “Para un novia vintage, me atrevería a utilizar un ramo tipo buqué, desestructurado, con fugas y una sóla flor grande predominante”, defiende Javier de Florenea. Una opción similar a la que otros compañeros de profesión proponían para otros estilos de novia. Por ello puede decirse que, como sucede con prendas y complementos de moda, todo depende de cómo se diseñe ese arreglo floral y de qué esté acompañado.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.