Imagen 1/1
Rihanna es nombrada Heroína Nacional de Barbados

Rihanna es nombrada Heroína Nacional de Barbados

Los incontables éxitos musicales de Rihanna fueron tan sólo el inicio de su brillante carrera, la cual se ha expandido al ámbito empresarial. Con tan sólo 33 años, fue reconocida hace unos meses por la revista Forbes como la cantante femenina más acaudalada del mundo, destacando que parte de su fortuna (de unos mil 700 millones de dólares) provenía de sus marcas de cosméticos y lencería. Ahora, la intérprete ha recibido una importante distinción del gobierno de su país natal: Heroína Nacional de Barbados. En una ceremonia celebrada por la Primera Ministra de Barbados, Mia Mottley, Rihanna recibió oficialmente el honor, y como era de esperarse, impactó con su look, compuesto por un vestido de seda de Bottega Veneta y sandalias de tacón. “En nombre de una nación agradecida y de un pueblo todavía más orgulloso, te distinguimos con la designación de Heroína Nacional de Barbados, embajadora Robyn Rihanna Fenty”, expresó Mottley durante el evento. “Que puedas seguir brillando como un diamante y continúes honrando a tu nación con tus palabras, con tus acciones y dando crédito a donde sea que vayas”, agregó la Primera Ministra, haciendo referencia a uno de los mayores éxitos de la cantante, Diamonds, tema lanzado en 2012. Rihanna ha inspirado “imaginación al mundo a través de la búsqueda de la excelencia con su creatividad, su disciplina y, por encima de todo, su extraordinario compromiso con su tierra natal”, aseguró la mandataria.  En 2018 el gobierno barbadense le otorgó a la intérprete el título de Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria y le encomendó la promoción del turismo y la educación en su país. Ahora, la intérprete de Umbrella se ha convertido en la en la segunda mujer en ser declarada Heroína Nacional de Barbados (después de la después de la líder religiosa Sarah Ann Gill), y la undécima persona en total. Con este reconocimiento, podrá usar oficialmente los títulos de "La muy honorable" y/o "La excelentísima" antes de su nombre. Además de esta distinción, la celebración de este evento marcó el inicio de una nueva república en Barbados y su separación de la Corona británica, de hecho, durante el Príncipe Carlos estuvo presente en la ceremonia.