Imagen 1/1
Brooke Shields se sincera sobre su salud: ‘He recorrido un largo camino... pero el viaje apenas está comenzando’

Brooke Shields se sincera sobre su salud: ‘He recorrido un largo camino... pero el viaje apenas está comenzando’

Este año ha sido especialmente desafiante para Brooke Shields, pues ha enfrentado algunos problemas que la han mantenido físicamente ‘fuera del juego’. A finales de enero, la actriz de 55 años se fracturó el fémur de la pierna derecha mientras hacía ejercicio, y el proceso de recuperación ha sido mucho más largo y pesado de lo que se hubiera imaginado, pues tuvo que superar una infección y someterse a varias cirugías. “He recorrido un largo camino desde esto, pero el viaje apenas está comenzando”, escribió en su cuenta de Instagram al compartir una serie de fotos en las que se le ve usando una bata de hospital, conectada a monitores, sentada frente a una andadera y mostrando su brazo y pierna vendados. La también modelo habló con People sobre lo que está viviendo y recordó cómo fue aquel momento en el que se lesionó mientras entrenaba en un gimnasio en Nueva York. “Se sentía como si todo estuviera en cámara lenta. Y luego comencé a gritar. Salieron sonidos que nunca había escuchado antes”, contó. Brooke fue internada en un hospital y se sometió a una cirugía en la que se le instalaron dos tornillos de metal cerca de su cadera, sin embargo, poco después tuvo que ser sometida a una segunda operación, pues su cuerpo rechazó un trozo fracturado del hueso, por lo que tuvieron que colocarle cinco varillas más y una placa de metal para ponerlo en su lugar. Tras estas intervenciones, la también modelo sólo pudo permanecer dos semanas y media en casa antes de volver nuevamente al hospital, pues desarrolló una infección grave por estafilococos, lo que provocó que fuera operada de urgencia. “Al principio temieron que pudiera ser MRSA (un tipo de bacteria resistente a los antibióticos). Gracias a Dios que no lo fue. Si lo hubiera sido, mi médico dijo que habría sido una carrera contra el tiempo… Parecía impensable”, comentó. “Por primera vez en toda mi vida, pensé: 'No puedo superar esto'. Ni siquiera puedo apoyarme en mi pierna o subir un escalón”. Si bien ha reconocido el gran reto que supone su recuperación total, la actriz está decidida en lograrlo. “Necesito volver a aprender a caminar. La sensación de impotencia es impactante”, comentó. “En todo caso, soy una luchadora. Soy la única que va a poder superar esto”, aseguró.  

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie