Imagen 1/1
Brooke Shields se sincera sobre sus problemas médicos: ‘Mis hijos me preguntaron si pensaba que iba a morir’

Brooke Shields se sincera sobre sus problemas médicos: ‘Mis hijos me preguntaron si pensaba que iba a morir’

Para Brooke Shields, 2021 ha sido sin duda un año que la ha puesto a prueba en todos los sentidos. A finales de enero, la actriz de 55 años se fracturó el fémur de la pierna derecha mientras hacía ejercicio, y el proceso de recuperación resultó mucho más largo y pesado de lo que se hubiera imaginado, pues tuvo que superar una infección por estafilococos y someterse a varias cirugías. En medio de su recuperación, ella está muy agradecida por los grandes aprendizajes que le ha dejado esta dura experiencia. “Creo que casi ha sido la mayor bendición hasta la fecha porque me doy cuenta de lo luchadora que soy”, dijo en entrevista para Good Morning America. “Hay tantas cosas que podrían haber pasado, me siento tan afortunada. Me siento tan afortunada de estar viva”, comentó Brooke. Al recordar aquel momento en el que lesionó, confesó que el dolor era totalmente insoportable. “No recuerdo cómo estaba, empecé a gritar. Solo estaba gritando, y nunca había gritado así. Ni siquiera en el parto”, admitió. La actriz fue trasladada de urgencia al hospital, donde se sometió a una cirugía de emergencia para que le colocaran dos varillas de metal en la cadera. Pero al día siguiente, se despertó con más dolor y tuvo que volver a la cirugía, donde los médicos agregaron cinco varillas más y una placa de metal. Sin embargo, las cosas no terminaron ahí, pues desarrolló una infección en el sitio de la vía intravenosa en su brazo y estuvo internada dos semanas, tiempo en el que no pudo recibir visitas debido a los protocolos por la pandemia de Covid-19. “Una vez que el miedo se apoderó de mí, fue cuando comencé a flaquear. No creo que alguna vez haya tenido más miedo porque estaba indefenso”, reveló. Sin embargo, su familia fue su mayor motivación en estos momentos tan desafiantes. “Tuve que mantener la calma por mi familia, porque nunca regresaría a casa… "Mis hijos me preguntaron si pensaba que iba a morir”, agregó.  Si bien aún le queda un largo camino hasta la recuperación total, pero Brooke confía en su fortaleza para recorrerlo.   

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.