Imagen 1/1
Joshua Jackson revela que fue su esposa quien le pidió matrimonio

Joshua Jackson revela que fue su esposa quien le pidió matrimonio

Tras semanas de rumores, en diciembre de 2019 se dio a conocer que Joshua Jackson y su novia Jodie Turner-Smith se habían convertido en marido y mujer. El galán canadiense y la actriz británica habían sido muy discretos con su noviazgo, el cual habría iniciado en noviembre de 2018, de hecho, sus publicaciones juntos en Instagram han sido siempre escasas. Ha sido hasta ahora que el actor de Dawson’s Creek ha compartido algunos detalles desconocidos de su relación con la también modelo. Al asistir a The Tonight Show, el anfitrión, Jimmy Fallon, preguntó a Joshua si siempre había sabido que su noviazgo con Jodie terminaría en matrimonio, a lo que él contestó: “Lo supe en el momento en el que ella me lo preguntó. Ella me hizo la pregunta, sí, en la víspera de Año Nuevo. Estuvimos en Nicaragua. Fue muy hermoso, increíblemente romántico”, contó el intérprete que dio vida a Pacey Witter. “Estábamos caminando por la playa y ella me pidió que me casara con ella”, continuó. El presentador le preguntó a Jackson si estaba preparado para esta propuesta, y él admitió que sí lo tomó por sorpresa, pero se dijo convencido de que fue una gran decisión el haber respondido entonces que sí. “Esta es la mejor elección que he hecho en mi vida”, aseguró. Así como fue sorpresiva la noticia del matrimonio de Joshua y Jodie, también lo fue la del embarazo de la actriz. Desde noviembre de 2019, Jodie había levantado sospechas al asistir a la premiere de su película Queen & Slim enfundada en un holgado vestido lila, sin embargo, fue hasta diciembre que confirmó la dulce espera. Finalmente, en abril del año pasado, meses después de que Turner-Smith presumiera su crecido baby bump durante los BAFTA, se dio a conocer el nacimiento de su bebé. “Tanto la madre como la bebé están felices y sanas”, confirmó un representante de la pareja a People.  

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie