Imagen 1/1
El hijo de Luke Perry recuerda la lección más importante que le dio su padre

El hijo de Luke Perry recuerda la lección más importante que le dio su padre

Han pasado más de dos meses desde que la muerte de Luke Perry sacudiera a todo Hollywood y la herida está aún muy lejos de cerrar. Tan dolorosa como inesperada, su partida dejó un gran hueco en la vida de sus amigos, fans, colegas, y sobre todo de sus familiares, quienes ni olvidan el gran legado que les dejó este hombre. Una de esas personas es Jack, el hijo del protagonista de Beverly Hills 90210, quien ha abierto su corazón para revelar cómo está lidiando con la dura pérdida de su famoso padre. "Creo que todo el mundo está haciendo lo mejor que puede y lo vive día a día", confesó el joven de 21 años en entrevista con People, señalando además que el hecho de que su papá fuera una figura pública, hizo las cosas un tanto más difíciles, pues “todo el mundo estaba involucrado”. Sin embargo, el primogénito de Luke admitió que el hecho de que el fallecimiento de su padre trascendiera tanto, le trajo cierta satisfacción. "Me enorgullece saber que mi padre tocó a tanta gente de una manera tan positiva", agregó. Y es que, aunque la mayoría de la gente reconoce a Perry por sus papeles en pantalla, el intérprete dedicó también gran parte de sus esfuerzos a realizar obras de caridad y fue por ello que se arraigó aún más en los corazones de la gente. De hecho Jack reveló que justamente este lado altruista ha sido la mejor herencia que tuvo de su papá. "Mi padre me enseñó a ser lo más amable y generoso posible con todas las personas que puedas", señaló el joven, antes de recordar algo del pasado de Luke que no todos conocen. “Él era de Ohio y creció sin mucho dinero y creo que nunca perdió el contacto con quién realmente era. Siempre fue sólo un buen tipo por sobre todas las cosas", contó hijo del actor al asistir a los American Icon Awards. Perry falleció el pasado 4 de marzo al sufrir complicaciones tras un repentino derrame cerebral masivo, la noticia tomó a todos por sorpresa, pues el actor de 52 años incluso se encontraba grabando la serie Riverdale.