Imagen 1/1
Las fuertes declaraciones de la compañera de Felicity Huffman en 'Desperate Housewives'

Las fuertes declaraciones de la compañera de Felicity Huffman en 'Desperate Housewives'

La semana pasada un escándalo sacudió Hollywood y no por temas pasionales, sino de corrupción. Las conocidas actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin fueron señaladas como parte de un grupo de unos 50 implicados en el mayor fraude universitario ocurrido en Estados Unidos. De acuerdo a la investigación, estas personas pagaron miles y miles de dólares en sobornos para que sus hijos ingresaran en universidades de élite como Yale, Stanford, Georgetown o la Universidad de California, en Los Ángeles. Y este caso está lejos de acabar, y no sólo por las consecuencias legales que enfrentan estas dos famosas, sino por las reacciones de sus colegas en la industria del cine y la televisión, a quienes lo sucedido ha tomado totalmente por sorpresa. Una de esas personas es Nicollette Sheridan, quien compartió créditos con Huffman en Desperate Housewives. La intérprete de Edie Britt fue cuestionada respecto a esta polémica trama que ha dado de qué hablar los últimos días. "No conocemos los hechos, pero resulta perturbador por el derecho, el poder y el dinero que podrían quitarle a los menos privilegiados, y eso, para mí, es una vergüenza", declaró la actriz en el programa Access Live. "Creo que hay maneras de remediar un sistema que no funciona y creo que se ha roto durante mucho tiempo, por lo tanto, no quiero entrar en cómo solucionarlo, pero es problemático", sostuvo la celeb. Aunque no precisó si las ex compañeras del elenco de la exitosa serie han conversado sobre el escándalo, la intérprete no ocultó rechazo a la situación. "Creo que todo el mundo debería estar hablando de eso. Es un gran problema", aseguró. Felicity, famosa por encarnar a Lynette Scavo en Desperate Housewives, fue acusada de pagar para que se cambiara de manera fraudulenta las respuestas de los exámenes de ingreso de su hija mayor Sofía y mejorar su calificación previo a su ingreso a la universidad. Estas acciones derivaron en que fuera arrestada y tuviera que pagar una fianza de 250 mil dólares para no quedar presa.