Imagen 1/1
James Van Der Beek da a conocer la lamentable partida de su madre

James Van Der Beek da a conocer la lamentable partida de su madre

James Van Der Beek, inmortalizado por su papel en la exitosa serie Dawson’s Creek, está atravesando por un doloroso momento debido a la partida de su madre, Melinda. El actor, quien ha sido siempre abierto con sus seguidores, tomó sus redes sociales para dar a conocer el lamentable fallecimiento de su mamá, quien tenía 70 años. “Melinda Van Der Beek 1950-2020”, escribió el intérprete en su cuenta de Instagram. “Mi mamá cruzó la semana pasada. A pesar de que sabíamos que esto iba a suceder, todavía estoy en estado de shock”, confesó el actor en su sentido mensaje, el cual acompañó de varias fotos junto a su madre. “Estoy agradecido de que ya no sufra, estoy triste, enojado, aliviado... todo a la vez y en diferentes momentos”, continuó James, sin revelar más detalles sobre la causa del fallecimiento de su mamá, quien fue profesora de gimnasia. “Para miles de niños, ella era Miss Melinda, una maestra de gimnasia con un gran corazón, un espíritu creativo… Para mis hijos, ella era Grammy M, una abuela mágica con una gran carcajada y un sótano lleno de disfraces y luces navideñas”, compartió el actor de 43 años, evidentemente conmovido. A su vez, la estrella de Dancing With The Stars contó que Melinda fue un pilar en su carrera, pues contó que ella siempre lo apoyó en su deseo de convertirse en actor. “Ella me dio la vida. Me enseñó a caer. Me llevó a mis primeras audiciones. Creía en mí basándose únicamente en su propia intuición y me transmitió esa locura que ha sido crucial no solo para mi éxito, sino también para mi propia felicidad personal”, aseguró Van Der Beek. “No sé cómo se ve o se siente el proceso de duelo/curación de aquí en adelante, todo lo que sé es en cualquier momento que mis hijos, o cualquiera de sus alumnos, quieran vestirse, subirse al escenario o bailar, o incluso solo pensar en ella, tendrán un poco de amor extra del otro lado para respaldarlos”, concluyó James. Esta irreparable pérdida ocurre poco después de que la esposa de James, Kimberly, perdiera un bebé, el segundo en menos de un año. Sin embargo, en medio de esta situación tan dolorosa, la pareja se ha refugiado en el amor de su familia, pues tienen cinco hijos.