Imagen 1/1
Jason Momoa revela que enfrentó problemas financieros tras su éxito en Game Of Thrones

Jason Momoa revela que enfrentó problemas financieros tras su éxito en Game Of Thrones

A sus 41 años, Jason Momoa se encuentra en el mejor momento de su carrera y ha logrado lo que muchos soñarían: ser parte de una saga de películas de superhéroes. Sin embargo, antes de convertirse en Aquaman atravesó por una racha difícil, después de su papel Khal Drogo en la serie Game Of Thrones. En entrevista con InStyle, el actor reveló que luego de interpretar al esposo de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), en la producción de HBO, tuvo problemas financieros, y es que su personaje fue asesinado al final de la primera temporada en 2011, por lo que no pudo cosechar el mismo éxito que sus compañeros en la serie. “Quiero decir, nos moríamos de hambre después de Game of Thrones", confesó a dicha publicación. “No podía conseguir trabajo. Es muy difícil tener niños y estar completamente endeudado”, reconoció Momoa, quien está casado con Lisa Bonet y tiene dos hijos: Lola Iolani de 13 años y Nakoa-Wolf Manakauapo Namakaeha, de 11. Sin embargo, las cosas comenzaron a mejorar para Jason cuando le dieron el papel de Aquaman en Batman v Superman: Dawn of Justice unos años después. Este personaje finalmente llevó a Momoa a protagonizar Justice League en 2017 y Aquaman de 2018, lo que en la industria del cine puede considerarse como estar en la cima de Hollywood. En la entrevista, Momoa habló además sobre su papel como papá, siendo que él creció sin su padre a su lado. “No sabía lo que se necesita para ser padre”, confesó. “Y no quiero simplemente decirle a mi hijo: 'Porque yo lo digo'. Realmente quiero conectarme, y quiero ser vulnerable y abierto”, compartió, haciendo énfasis en la importancia de mostrar la propia vulnerabilidad. “Quiero decir, soy un guerrero… Pero también soy el primero en decir: 'Tengo muchos problemas y quiero poder corregir esos problemas'”, aseguró.  

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.