Imagen 1/1
Jennifer Grey revela que Patrick Swayze se resistía a su icónica frase en Dirty Dancing

Jennifer Grey revela que Patrick Swayze se resistía a su icónica frase en Dirty Dancing

Quien haya visto la película Dirty Dancing (Baile Caliente) seguramente recordará la icónica frase de Johnny Castle (Patrick Swayze): "Nadie deja a Baby en un rincón". Sin embargo, lo que seguramente pocos sabían es que el hoy fallecido actor tenía ciertas reservas sobre pronunciar aquella línea. Ha sido su coprotagonista Jennifer Gray, quien dio vida a Frances Houseman, quien ha revelado este detalle en en sus nuevas memorias Out of the Corner. “Patrick tuvo problemas con su diálogo y se resistió enérgicamente a decir la ahora famosa línea, 'Nadie pone a Baby en un rincón'”, contó la actriz en su libro, en un extracto retomado por The Insider. Y es que la actriz recordó que durante la preproducción de la película “el guion no estaba exactamente listo para funcionar”, por lo que Swayze manifestó algunos desacuerdos. La inolvidable escena en la que Johnny pronunció aquella frase, presentaba a Frances, apodada como Baby, justo antes de su espectacular rutina de baile con Castle. Patrick, quien falleció en 2009 debido a un cáncer de páncreas, había confesado en sus propias memorias The Time of My Life que no lo agradaba mucho esa línea en el guion de la cinta. “Apenas me atreví a decir: 'Nadie deja a Baby en un rincón’. Sonaba tan cursi. Pero al ver la película terminada, tuve que admitir que funcionó”, contó. Tanto Jennifer como él trabajaron de cerca con el director Emile Ardolino para lograr que el guion sonara lo más natural posible, por lo que el texto tuvo una larga lista de modificaciones. Dirty Dancing se estrenó en 1987 y se convirtió en un éxito mundial, y a más de 30 años de su lanzamiento, sigue siendo toda una referencia en el cine.