Imagen 3/3
Serena Williams revela que tuvo una cesárea de emergencia y confiesa que su vida estuvo en peligro por las complicaciones derivadas del parto  

Serena Williams revela que tuvo una cesárea de emergencia y confiesa que su vida estuvo en peligro por las complicaciones derivadas del parto  

Por primera vez, Serena Williams reveló que se vio sometida a múltiples cirugías en los días posteriores a dar a luz a su hija Alexis Olympia. La estrella del tenis, de 36 años, confesó a Vogue que los problemas comenzaron después de que los doctores notaran que la frecuencia cardíaca de su bebé había disminuido durante el parto, lo que los llevó a realizar una cesárea de emergencia. "Al inicio fue una sensación increíble, y luego todo salió mal", dijo. Un día después de dar a luz, Williams comenzó a sentir dificultades para respirar y le expresó al personal que estaba preocupada porque creía que había desarrollado coágulos en la sangre. La deportista tuvo que dejar de tomar sus medicamentos anticoagulantes antes del parto, por lo que ahora tenía coágulos en los pulmones. Las cosas se complicaron para la tenista, y aunque los doctores reaccionaron a tiempo, la tos constante causó que la cicatriz de la cesárea se abriera, volviendo todo más difícil para los doctores que ahora tenían que lidiar con la sangre, ahora diluida con los medicamentos, que le estaban salvando la vida. Al final, a Williams se le tuvo que insertar un filtro en una vena principal para evitar la entrada de posibles coágulos en sus pulmones y se le obligó a descansar en cama durante las siguientes seis semanas. Serena estuvo notablemente ausente de las redes sociales en las semanas posteriores al nacimiento de Alexis, y no fue vista en público hasta mediados de octubre, cuando DailyMail.com obtuvo fotos de su reunión con el planificador de bodas Preston Bailey en Nueva Orleans. La tenista y Alexis caminaron hasta el altar un mes después en una ceremonia repleta de estrellas a la que asistieron Beyonce, Ciara y Eva Longoria, por nombrar algunas.