Imagen 2/3
La familia de Michael Schumacher, esperanzada ante los leves signos de mejoría del piloto  

La familia de Michael Schumacher, esperanzada ante los leves signos de mejoría del piloto  

Han pasado cuatro años desde que Michael Schumacher sufrió aquel aparatoso accidente de esquí en Francia, que le provocó severas lesiones cerebrales. Desde entonces, la información sobre su estado de salud se ha mantenido en la estricta intimidad, y sólo las personas más allegadas al piloto han obtenido información certera sobre su situación. Sin embargo, ante una posible mejoría en la condición del alemán, los medios europeos han estallado en alegría, asegurando que el piloto ha experimentado una leve recuperación, que ha traído mucha alegría y esperanza a su familia. Medios como Bunte o Expressen, aseguran que el paciente se encuentra relajado en su domicilio, donde un equipo profesional de cuidadores y terapeutas sigue su evolución a diario y le ayudan con la rehabilitación. Tal es el optimismo de sus familiares, que algunos han comenzado a percibir pequeñas señales que sólo aquellos que mejor conocen al piloto logran comprender. "Tanto Corinna, su mujer, como sus hijos aún esperan que ocurra un milagro médico", confesaba recientemente un amigo de la familia a la publicación alemana. Su excelente condición física y las mejorías que ha presentado en los últimos meses ayuda, sin duda, a que la esperanza de sus seres queridos esté más viva que nunca. Sin embargo la familia prefiere mantener los pormenores en privado, tal y como lo solicitó en su momento la agente del heptacampeón del mundo de Fórmula 1. Que por medio de un comunicado incitó a que se respetara la discreción con la que la familia había decidido manejar la evolución de Schumacher. Mientras tanto, Mick Schumacher está decidido a seguir los pasos de su padre, y a sus 18 años, el hijo del siete veces campeón mundial, se encuentra compitiendo en Fórmula 3, a la espera de acceder a la máxima categoría que tantas alegrías y premios dio al ídolo de la pista.