Imagen 1/1
A Reese Whiterspoon le encanta que la confundan con su hija Ava, ¿y a ella?

A Reese Whiterspoon le encanta que la confundan con su hija Ava, ¿y a ella?

Reese Whiterspoon tenía solo 23 años cuando debutó en la maternidad con el nacimiento de su hija Ava Elizabeth, en septiembre de 1999. La intérprete le dio la bienvenida a su primogénita un par de meses después de que se casara con el también actor Ryan Phillippe. Este acontecimiento marcó definitivamente la vida de la actriz, y aunque ciertamente no todo fue miel sobre hojuelas en sus inicios como mamá, hoy no podría estar más feliz y orgullosa de su retoño, quien además es su vivo retrato. La estrella de Legally Blonde confesó recientemente que no le molesta en lo absoluto que la confundan con su hija, sino todo lo contrario. “Me hace sentir tan joven. Estoy muy orgullosa de ella”, contó Reese en entrevista para InStyle. Sin embargo, comentó que estas similitudes y comparaciones pueden no resultar tan divertidas para Ava. “Estoy segura de que no es fácil verse exactamente como tu madre”, agregó. “Hablamos mucho con Zoë Kravitz. Debido a que ella y su madre (Lisa Bonet) son exactamente iguales, siempre que Ava se siente frustrada, le digo: ‘Llama a Zoë, envíale un mensaje de texto a Zoë, ella sabe de qué hablar’. Quiero decir, esa es otra combinación de madre e hija que es como gemelos idénticos”, explicó. La actriz contó que su hija tiene los pies muy bien plantados en la tierra y que está "estudiando, aprendiendo y tratando de encontrarse a sí misma (para) hacer grandes cosas en el mundo”.  Además de Ava, quien actualmente tiene 21 años, Reese es madre de Deacon, fruto también de su matrimonio con Phillippe, de quien se terminó divorciando en 2008. Tras esta ruptura, la actriz retomó su vida amorosa con el agente de talento Jim Toth, con quien se casó en 2011, para darle la bienvenida, un año después, a su tercer hijo, Tennessee James.