Imagen 3/3
Nicole Kidman decide romper el silencio acerca de sus hijos con Tom Cruise

Nicole Kidman decide romper el silencio acerca de sus hijos con Tom Cruise

La actriz y productora estadounidense de origen australiano, Nicole Kidman, ha decidido romper el silencio acerca de los hijos que adoptó durante su matrimonio con Tom Cruise. En 1990 la intérprete de la película Moulin Rouge!, contrajo nupcias con el actor estadounidense de actualmente 56 años, en ese entonces la actriz tenía 23 y su esposo 28. Tras varios intentos de formar una familia, Nicole sufrió de un embarazo ectópico y un aborto espontáneo. A pesar de ser una persona privada, la ganadora del Premio Óscar a Mejor Actriz, expresó sus sentimientos acerca del dolor que es perder a un hijo. “Conozco el anhelo. Ese anhelo. Es enorme y doloroso. ¡Y la pérdida! La pérdida de un aborto espontáneo no se habla lo suficiente. Es un dolor inmenso para ciertas mujeres”, confesó en una entrevista para la revista Tatler. Las oportunidades para Kidman de convertirse en mamá eran escasas, por lo que la pareja decidió adoptar.  Isabella Jane y Connor fueron los niños afortunados que pudieron entrar a la vida de la celeb, y tuvieron el amor de su madre y su padre. Sin embargo, la fantasía se rompió cuando la famosa pareja de Hollywood decidió tomar distintos caminos. Después de 11 años de matrimonio, Kidman y Cruise firmaron el divorcio en el 2001. Actualmente la actriz está casada con el músico de 51 años, Keith Urban, con quien procreó dos hijas, Sunday Rose y Faith Margaret Kidman Urban. No obstante, pese a que son una familia feliz, las especulaciones no se han hecho esperar y han señalado la posibilidad de que los hijos adoptivos no han recibido el mismo afecto que las dos pequeñas. Nicole había preferido mantenerse callada al respecto, hasta ahora. “Soy muy privada con respecto a eso. Tengo que proteger todas esas relaciones. Sé al 150 por ciento que daría mi vida por mis hijos porque es propósito”, dijo la actriz a la revista australiana Who, para luego detallar cómo es su relación con Isabella y Connor. “Son adultos. Ellos tienen la capacidad de hacer sus propias decisiones. Ellos han hecho su elección de ser cienciólogos y como madre, es mi trabajo amarlos.” La Cienciología es la creencia religiosa de la que su expareja ha sido fiel devoto, y sus hijos adoptivos también han elegido ese camino, pero Kidman confiesa que no le es de importancia. El amor hacia sus hijos es genuino y la actriz ya no teme en hablar respecto a este tema de extrema delicadez.