Imagen 1/1
Demi Lovato se sincera: ‘Quiero una carrera que no tenga nada que ver con mi cuerpo’

Demi Lovato se sincera: ‘Quiero una carrera que no tenga nada que ver con mi cuerpo’

Hace dos años Demi Lovato vivió uno de los episodios más difíciles de su vida, cuando fue internada de urgencia debido a una sobredosis. Afortunadamente la cantante logró superar aquella situación y en enero de este año regresó a los escenarios durante la entrega de los Grammys, en la que fue una emotiva presentación. Ahora, mientras se encuentra plena disfrutando de su noviazgo con el actor Max Ehrich, la joven intérprete se ha sincerado respecto a cómo las presiones en la industria por su imagen repercutieron gravemente en su autoestima, al grado de provocar trastornos alimenticios y problemas con las adicciones. “Quiero una carrera que no tenga nada que ver con mi cuerpo. Quiero que sea sobre mi música, mis letras y mi mensaje”, dijo en entrevista con Bustle. “Y quiero una carrera duradera por la que no tenga que cambiar quien soy”, continuó la estrella pop. “La música me trajo mucha alegría cuando era más joven y perdí esa alegría con toda la presión en la industria, me volví miserable. Y no quiero que vuelva a ser así nunca más. Eso es lo que quiero”, aseguró Demi. La cantante de 27 años recordó cómo en el pasado su equipo solía vigilarla en sus comidas para cuidar la imagen que debía proyectar como artista. “Solía ??tener gente mirándome la noche anterior a una sesión de fotos para asegurarme de que no comiera y me hinchara al día siguiente”, contó Lovato. No obstante, luego la situación tan complicada que vivió en 2018 decidió cambiar de agente y fue así que llegó a Scooter Braun, manager de famosos como Justin Bieber y Ariana Grande, de quien Demi ha revelado fue un gran apoyo para ella. “Es un mundo totalmente diferente ahora. Ni siquiera me preparo para las sesiones de fotos. Puedo comer Subway en el desayuno”, confesó.