Imagen 1/1
Kate Winslet cuenta que le tomó 2 años volver a su tono natural tras convertirse en pelirroja para ‘Titanic’

Kate Winslet cuenta que le tomó 2 años volver a su tono natural tras convertirse en pelirroja para ‘Titanic’

Quienes hayan visto Titanic seguramente recordarán a Kate Winslet como una hermosa pelirroja, un look que aunque muchos hubieran jurado que era natural, no lo era. La actriz se tiñó su melena castaña clara para interpretar a Rose, la chica de alta sociedad que conquistó a Jack a bordo del trasatlántico. Lo que pocos saben es que el personaje no requería necesariamente tener el pelo cobrizo, sin embargo, la intérprete estuvo a favor de darle este toque distintivo con sometiéndose a un atrevido cambio de color. “Nunca se describió a Rose como pelirroja, y recuerdo la primera conversación con (el director) Jim Cameron sobre el color de su cabello”, recordó Kate en entrevista para ELLE. “Él preguntó: ‘¿Cómo te sentirías si hiciéramos algo realmente atrevido con su cabello?’ Quería que fuera rojo, pero de un rojo intenso e inusual, y estaba muy emocionado con eso”, contó Winslet, cuya actuación en esta película le valió una nominación como Mejor Actriz. Sin embargo, al momento de acceder a tan radical cambio de look, no sabía que le llevaría bastante tiempo recuperar el tono original de su melena. "No contaba con lo difícil que sería volver a mi color natural de cabello después de la filmación. Me tomó casi dos años", reveló. La intérprete recordó además que mantener el look rizado de Rose supuso todo un reto dadas las condiciones en las que se grabó Titanic. “Mi cabello no es naturalmente ondulado, por lo que tenía que ser rizado todos los días y era imposible de mantener porque había agua a nuestro alrededor”, comentó. “Estábamos filmando en una serie de tanques, por lo que el agua siempre estaba en el aire y eso era un problema para el cabello de todos”, explicó. La actriz no teme a los cambios en cuanto a su melena se refiere, pues incluso ella misma se ha animado a hacer de su propia estilista, tal como lo hizo en el confinamiento, cuando salir al salón de belleza era imposible. “Me teñí mi propio cabello dos veces durante el encierro el año pasado, solo un poco en la parte superior porque mi pelo es de un color castaño”, dijo a la edición británica de Vogue la intérprete, quien ha hecho del rubio su tono preferido en los últimos años.  

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.