Imagen 1/1
Cate Blanchett revela que sufrió un pequeño accidente con una motosierra: ‘Estoy bien’

Cate Blanchett revela que sufrió un pequeño accidente con una motosierra: ‘Estoy bien’

Al hablar de Cate Blanchett lo primero que se piensa es en las películas, las alfombras rojas y todo el glamour de su vida como estrella de Hollywood, y es difícil imaginarla teniendo un percance doméstico, sin embargo ocurrió. La actriz australiana resultó herida debido a un accidente con una motosierra en su casa en East Sussex, Inglaterra. La ganadora del Oscar habló al respecto durante una charla en su podcast Sundays with Cate mientras entrevistaba a Julia Gillard, antigua Primera Ministra de su país. "Ayer tuve un pequeño accidente con una motosierra, que suena muy, muy emocionante, pero no fue así”, contó la intérprete. “Aparte de una pequeña cortada en la cabeza, estoy bien”. Ante esta inesperada revelación, Gillard le aconsejó a Cate tener cuidado con estas herramientas, y bromeó respecto a que a sus fans no les gustaría que le sucediera algo. comentó: “Ten cuidado con esa motosierra, tienes una cabeza muy famosa, no creo que a la gente le guste ver ninguna cortada en ella”. Blanchett, quien vive con su esposo, el dramaturgo Andrew Upton, y sus cuatro hijos en Reino Unido, contó también que se ha dedicado las últimas semanas a ayudar a sus hijos en sus estudios, ello debido al cierre de escuelas que se efectuó por la pandemia, y confesó que dicha tarea le ha resultado un poco frustrante. "Me había tomado un año libre para ser una madre trabajadora de cuatro hijos, mi hijo mayor estaba haciendo sus niveles A, así que tomé el año libre aparentemente para estar con él y apoyarlo durante ese período de examen, y entonces todas esas cosas del examen se evaporaron”, explicó. Pero no ha perdido el sentido del humor, pues bromeó sobre cómo ha resultado las cosas en sus sesiones académicas con su hijo Dashiell. “Y, por supuesto, me quedo con un joven de 18 años que realmente no quiere tener nada que ver conmigo… Así que es un poco desconcertante”, admitió. “Ahora siento un gran respeto por la profesión docente, aunque siempre lo he sentido”, confesó.