Imagen 1/1
Revelan que Lady Gaga está muy aliviada tras el arresto de los secuestradores de sus perros: ‘Fue una pesadilla para ella’

Revelan que Lady Gaga está muy aliviada tras el arresto de los secuestradores de sus perros: ‘Fue una pesadilla para ella’

El pasado 29 de abril el Departamento de Policía de Los Ángeles informó sobre el arresto de cinco personas involucradas en el secuestro de los perros de Lady Gaga, así como en el ataque a su cuidador, Ray Fischer, ocurrido el 24 de febrero. Esta noticia ha tranquilizado a la cantante, tal como lo ha revelado People citando una fuente cercana. “(Se siente) muy aliviada. Fue una pesadilla para ella”, contó el informante. Tres hombres fueron acusados de los delitos de conspiración para cometer robo, robo en segundo grado y de intento de asesinato, mientras que una mujer, quien entregó a los canes a la policía días después del ataque, y el padre de uno de los sujetos, también fueron señalados como cómplices del crimen. En el incidente fueron raptados Koji y Gustav, mientras que Asia, el tercer bulldog francés de Gaga, logró escapar el día de los hechos. Por su parte, Fischer recibió un disparo en el pecho, lesión de la que ya se recupera. Tras el ataque, la intérprete tomó sus redes sociales para reconocer la valentía de su amigo al proteger a los perritos. "Te amo, Ryan. Arriesgaste tu vida para luchar por nosotros. Siempre serás un héroe", le escribió en su mensaje. Ante lo ocurrido, la cantante confesó sentirse con el “corazón roto”, e incluso llegó a ofrecer una recompensa de medio millón de dólares a quien encontrara a sus mascotas, sin embargo, finalmente le fueron devueltas por la policía. Al momento del incidente Lady Gaga se encontraba fuera de Estados Unidos, específicamente en Roma, donde se han llevado a vabo las grabaciones de House of Gucci, cinta del aclamado director Ridley Scott, en la que interpreta a la esposa del propietario de la popular firma de moda, quien fue asesinado en 1995.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.