Imagen 1/1
‘El peor dolor de cabeza que un ser humano puede sufrir’: Emilia Clarke sobre los aneurismas que sufrió

‘El peor dolor de cabeza que un ser humano puede sufrir’: Emilia Clarke sobre los aneurismas que sufrió

Hace un par de semanas Emilia Clarke dejó a todos helados al revelar que hace tiempo sufrió repentinamente dos aneurismas cerebrales mientras hacía ejercicio en un gimnasio en Londres. La gravedad de su caso fue tal que incluso aseguró que pudo haber muerto cuando apenas estaba terminando de grabar la primera temporada de Game Of Thrones. Ahora, poco después de esas impactantes declaraciones que hizo en una carta abierta publicada en The New Yorker, la joven actriz ha vuelto a hablar respecto a la difícil situación que enfrentó. En The Late Show, la británica contó al anfitrión Stephen Colbert cómo fue el sorpresivo momento en que fue afectada por esta condición médica. "Realmente sabía que se estaba dañando mi cerebro”, narró la intérprete de 32 años antes de revelar que en un intento de no caer inconsciente incluso recordó algunos de sus diálogos en la lengua ficticia que usa en la famosa serie. “Moví los dedos de mis pies, mis manos, me hice preguntas, (recordé) líneas Dothraki. (Estaba) tratando de forzar mi memoria para que permaneciera consciente”, contó la intérprete de Daenerys Targaryen, quien también explicó en palabras sencillas lo que sintió en aquel traumático instante: “La forma más fácil de describirlo es como el peor dolor de cabeza que un ser humano podría experimentar, fue bastante intenso”, aseguró.  Los aneurismas que Emilia libró volvieron a aparecer durante el rodaje de la tercera temporada  de Game Of Thrones,  y aunque actualmente ya se encuentra recuperada de ellos, la actriz reveló que no sólo la afectaron físicamente, sino de también de manera psicológica: “Si soy sincera, cada minuto de aquél día pensé que iba a morir”, reconoció en el artículo publicado el 21 de marzo en The New Yorker. Ahora, tal parece que ese mal trago ha quedado atrás, pues la Clarke se prepara para el recibimiento que dará el público a la octava y última temporada de la exitosa producción de HBO.