Imagen 1/1
Katy Perry deberá pagar una cuantiosa suma en una demanda por derechos de autor

Katy Perry deberá pagar una cuantiosa suma en una demanda por derechos de autor

Desde hace unos días el nombre de Katy Perry ha acaparado los titulares de la prensa, y no precisamente por algo positivo. La estrella estadounidense fue acusada de haber plagiado una canción de rap cristiano para su tema Dark Horse, el cual fue un éxito rotundo desde que se lanzó en 2013. Ahora una juez de Los Ángeles ha resuelto que la intérprete y sus colaboradores deberán pagar la cuantiosa suma de 2.78 millones de dólares por haber incurrido en una violación de derechos de autor. Dicho monto será destinado para compensar a Marcus Gray, quien en 2014 denunció a la intérprete y a su equipo creativo por presuntamente haber plagiado su canción Joyful Noise. El músico, también conocido como Flame, alegó que el éxito de la diva pop tenía el mismo ritmo y base que su melodía, la cual creó en 2008. De acuerdo a Associated Press, Katy pagará sólo 550 mil dólares, mientras que el resto de la millonaria cantidad será pagado por su sello discográfico, Capitol Records, y otros colaboradores. Y aunque la suma podría parecer escandalosa, según USA Today, el demandante y sus coautores buscaban una compensación mucho mayor, nada más y nada menos que de 20 millones de dólares. Y es que según la defensa de Gray, Dark Horse habría dado a la disquera unos 31 millones de dólares, mientras que a Perry le habría reportado unos 2 millones y medio. Sin embargo, los abogados de la cantante señalaron que después de los gastos relacionados con la promoción, pago de impuestos, entre otros, las ganancias por el controvertido tema fueron mucho menores, por lo que argumentaron que la compensación debía ser por sólo 360 mil dólares. Dark Horse, que formó parte del disco Prism, es sin duda uno de los grandes éxitos de la carrera de Perry y su video, famoso por su inspiración en la cultura egipcia, acumula más de 2 mil 600 millones de reproducciones en YouTube.