Mujer tocándose el pelo

Si quieres quedarte embarazada, presta atención a tu pelo

En el cabello se pueden encontrar dos hormonas, la AMH y la progesterona, que guardan relación con la salud reproductiva de la mujer. Te lo contamos

by Ana Caaveiro

Si tu propósito es quedarte embarazada, seguro que has leído en más de una ocasión, información sobre todo lo relativo a tu fertilidad. Sin embargo, hay algo que probablemente desconocías, y es que tu pelo también está relacionado con ello, y es un buen indicador de tu salud reproductiva. Así lo ha demostrado un estudio llevado a cabo por 'MedAnswers', en el que ha participado el Hospital Ruber Juan Bravo, que ha demostrado que es posible saber cómo es la reserva ovárica de una mujer gracias a su cabello.

Lee también: La acupuntura, ¿puede favorecer la fertilidad?

Qué es la reserva ovárica y cuál es su importancia en la salud reproductiva

Según nos explica el doctor Antonio Requena, director médico de IVI y experto en Reproducción Asistida, La reserva ovárica representa el número de folículos (la estructura que rodea el óvulo) que una mujer tiene en sus ovarios, y por tanto, la cantidad de óvulos que tiene. Entre los 16 y los 30 años, coincidiendo con el mayor periodo de fertilidad, tanto la cantidad como la calidad de los ovocitos es buena. Y con la edad, la reserva ovárica va disminuyendo hasta alcanzar un nivel por debajo del cual se llega a la menopausia.

Aunque entre los 30-35 años no se debería tener problemas para lograr el embarazo, se advierte que a partir de los 35 la reserva ovárica desciende considerablemente.

Y, por otro lado, el médico señala que se sabe que una mujer con baja reserva ovárica (es decir, con un número de folículos por debajo del que se espera a su edad) podría estar relacionado con problemas de infertilidad.

Lee también: ¿Afecta la COVID-19 a la fertilidad?

Qué ocurre si una mujer tiene una baja reserva ovárica

En caso de que exista un problema de baja reserva ovárica, la única opción que se puede plantear a las pacientes es que, si entra dentro de sus planes de futuro inmediato el embarazo, no lo retrasen más.

Sin embargo, si la mujer no estaba pensando en convertirse en madre en el futuro próximo, se le recomendaría hacer un tratamiento de preservación de fertilidad, o lo que es lo mismo: guardar sus óvulos (conocida como vitrificación). De este manera, en el supuesto de que, más adelante, se plantee la posibilidad, dispondrá de esos óvulos para conseguir quedarse gestante.

Lee también: 8 aplicaciones muy útiles para lograr quedarte embarazada

Pruebas para comprobar cómo es la reserva ovárica

Para conocer cómo es la reserva ovárica de la mujer existen dos métodos:

  • El recuento de folículos antrales (RFA). A través de una ecografía transvaginal, se pueden identificar los folículos antrales, los folículos que se encuentran en desarrollo, y se suele realizar al inicio del ciclo menstrual (entre el segundo y el quinto día) para estimar cuál es la reserva ovárica de la mujer. Según especifican desde Vita Medicina Reproductiva, lo normal es tener entre 6 y 10 folículos antrales, siendo baja si es menor de 6 y alta si se superan los 12.
  • Análisis de la hormona antimulleriana (AMH). Los folículos preantrales y antrales producen esta hormona que permite saber cómo es la reserva ovárica de la mujer. Si se tienen altos niveles de AMH significa que muchos óvulos están madurando, y en consecuencia, la reserva ovárica es buena.

Lo habitual es que, para averiguarlo, en la clínica se haga un análisis de sangre. Sin embargo, el estudio de MedAnswers ha demostrado que la AMH se puede encontrar en los tallos del pelo que están bajo la piel. Tal y como destaca el doctor Requena, la hormona tiene una relación muy estrecha con la fertilidad, pero de forma muy puntual, ya que, como bien se ha indicado con anterioridad, la reserva ovárica varía en función de la edad.

Lo mismo sucede en el caso de la progesterona, otra hormona que se puede encontrar en el pelo, y que juega un importante papel en la fertilidad, dado que prepara al endometrio para favorecer la implantación. Unos niveles bajos de esta sustancia se han relacionado con problemas en la implantación e incluso abortos espontáneos. No obstante, el doctor Antonio Requena resalta que sus niveles fluctúan durante el ciclo menstrual, ya que, al principio del mismo, están bajos, y una vez los ovarios liberan un óvulo, aumentan.

Si se concluye que la reserva ovárica de la mujer es óptima, pero aun así, no consigue quedarse embarazada, apunta a que el especialista tendrá que contemplar otras posibles causas. En algunas ocasiones, cabe la posibilidad de que haya problemas con el semen, pero también con otros órganos del aparato sexual de la mujer, como, por ejemplo, la obstrucción de las trompas de Falopio.

Lee también: Cómo mitigar la ansiedad por quedarte embarazada

Algunos consejos para aumentar las probabilidades de embarazo

Además de un estudio de la fertilidad tanto del hombre como de la mujer, hay una serie de hábitos que van a contribuir a que el embarazo se logre con éxito. Tal y como detalla el doctor Requena, lo primero que debe intentar la pareja ees mantener relaciones con una frecuencia óptima, y si se retarda el embarazo, no agobiarse por ello. Especialmente porque, si no se consigue a la primera o tras muchos intentos, existen otras opciones para intentar conseguirlo, solicitando ayuda a su ginecólogo, o asistiendo a un centro de reproducción asistida.

Otro pilar fundamental para alcanzar este objetivo (que suele olvidarse) es llevar unos hábitos de vida saludable: no consumir alcohol o tabaco, así como ingerir alimentos ricos en fibra o vitamina B.

Lee también: Consejos para conseguir quedarte embarazada

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.