couvade

Síndrome de Couvade o cómo los hombres también pueden tener síntomas de embarazo

Se trata de un síndrome poco frecuente que se suele dar en padres primerizos y desaparece con el parto

by hola.com

El embarazo trae consigo una amplia sintomatología que afecta a la mujer tanto a nivel físico como psicológico. Durante la gestación, la madre experimenta muchos cambios que hacen de este periodo uno de los más transformadores a todos los niveles. Sin embargo, parece que no son efectos exclusivos del mundo femenino, ya que el hombre también puede experimentar síntomas parecidos a los que vive su pareja durante la 'dulce espera'. Estos casos se asocian con el llamado Síndrome de Couvade, que no es muy frecuente, suele darse en padres primerizos y desaparece tras el parto, según nos explica Diana Sánchez, psicóloga sanitaria especialista en perinatal  y vicepresidenta de la Asociacion Española de Psicología Perinatal (AEPP).

"Es un Síndrome que está descrito desde hace ya muchos años. El término lo acuña Taylor en el año 1865 (publicado por primera vez en Researches into the Early History of Mankind and the Development of Civilization) pero antes ya se hablaba del ritual de Couvade. Se trata de unas prácticas que se observaban en los griegos y que consistían en rituales similares al embarazo. Incluso cuando nacía el bebé, los hombres hacían piel con piel, por ejemplo", explica la experta.

Leer: Descubre en qué consiste el Síndrome de Diógenes digial ¡Puede que lo padezcas!

¿Qué síntomas de embarazo puede experimentar el hombre?

Náuseas, mareos, hinchazón, cambios de humor, antojos, cansancio,  pérdida de peso, problemas de insomnio... y lo más espectacular es que algunos describen contracciones, añade Diana Sánchez. "No es un síntoma imaginario, son síntomas reales y, además, con cambios también neurohormonales; algunos hombres pueden experimentar cambios en la secreción de prolactina y testosterona". Una sintomatología que suele iniciarse en el primer trimestre y durar toda la gestación.

¿Cuál es su origen?

El origen no está muy claro porque realmente no ha sido apenas estudiado, asevera, entre otras cosas, no aparece como enfermedad psicológica en el manual DSM-V, ni en la clasificación Internacional CIE 10. "El hecho de no existir apenas investigación sobre ello, hace difícil hablar de un origen claro. Existen multitud de teorías, las de base más psicosocial hablan de padres que se sienten marginados en su papel de paternidad y, de alguna forma, por esta razón empiecen a experimentar las mismas cosas que su pareja embarazada. También existen otras de corte más psicoanalítico, que hablan de la figura del hombre que tiene los síntomas como un padre distante, ausente, incluso, de celos hacia la mujer", aclara la experta. Según las teorías más basadas en la paternidad, se trataría de "una conexión muy fuerte del hombre con el embarazo, con el rol de padre, y con su conexión con la mujer".

Leer: Qué hacer cuando los niños reclaman constantemente la atención de los padres

La psicóloga asegura que es campo que hay que investigar, puesto que hasta hace poquísimo tiempo el padre no era objeto de estudio en los temas que tiene que ver con embarazo y seguramente exista cierta conexión con los cambios neurohormonales, que sí se sabe ahora que ocurren, y que cada hombre tenga quizá más o menos sensibilidad a dichos cambios.

¿Cómo abordar el Síndrome de Couvade?

"En realidad no es necesario tampoco un abordaje psicológico, salvo que así lo pida el padre, puesto que son síntomas pasajeros, que desaparecerán y que tampoco suelen conllevar un sufrimiento excesivo", detalla la experta en psicología perinatal. En caso que precise tratamiento sería sobre todo para mejorar los síntomas físicos (por ejemplo, si no duerme); para los síntomas psicológicos, en caso de que esté muy incómodo sería necesario acudir a un especialista que abordará aquellos aspectos que más le preocupen, siempre desde el tratamiento individualizado, concluye.