Niña en el colegio

¿Se les está haciendo dura la vuelta al cole?

El fin de las vacaciones y el regreso a la rutina no solo es 'traumática' para los adultos, sino que también puede suponer un acontecimiento difícil para los más pequeños

by si Gtresonline

Después de un verano repleto de nuevas experiencias y emociones, llega el momento de aterrizar en la 'vida real' y, por consiguiente, en la rutina. Al igual que a los adultos les cuesta regresar a la oficina, los atascos y el ritmo frenético, la vuelta al cole puede suponer uno de los acontecimientos más difíciles para los niños. Septiembre es sinónimo de madrugones, deberes y responsabilidades, pero también de nuevas amistades, conocimientos y aventuras. Basta con que los padres pongamos en práctica unos sencillos consejos para ayudar a nuestros hijos en ese proceso de adaptación y comenzar el nuevo curso con buen pie.

Leer: 'Mindfulness' para padres: Seis pautas para disfrutar aún más de tu familia

Adaptación a los horarios

Dormir a pierna suelta, sin necesidad de despertador, y disfrutar de largos desayunos en familia viendo las series infantiles preferidas frente al el televisor son cosa del pasado. Lo más importante en esta etapa transitoria es adaptar progresivamente los horarios. Establecer la hora de irse a dormir y de levantarse no debe hacerse el día antes de comenzar la rutina, sino semanas antes del gran estreno para evitar el cansancio y apatía del niño.

Niño en el colegioVER GALERÍA

A pesar de que puede ser algo complicado, tratar de levantaros con tiempo suficiente para hacer un desayuno saludable en familia y ultimar la preparación de todo lo necesario para que el pequeño haga frente a la jornada.  

Leer: ¿Crees que desayunas correctamente?

¿Las tareas? En equipo

Libros, lápices, carpetas, estuches, calendario de actividades, uniforme… Antes de que de el pistoletazo de salida el curso, son muchos los preparativos que hay que realizar. A pesar de que, en muchas ocasiones, solo nos encargábamos de prepararlas los padres, lo ideal es que los niños se impliquen e ilusionen con la nueva etapa que van a emprender.

Poner límites

Televisión, ordenador, videoconsolas, tablets, teléfonos móviles… Los niños de hoy pasan más tiempo delante de las pantallas que jugando en la calle o realizando otras actividades como montar en bicicleta o patinar. Es importante que los pequeños disfruten de un ocio alejado de los dispositivos móviles que les permita liberar el estrés y eliminar de sus mentes las preocupaciones y miedos. Además, podrán compartir estos momentos fuera de la escuela con sus compañeros y amigos. Aunque en un primer momento es probable que se cojan alguna que otra rabieta cuando les quites el smartphone de las manos, a la largo lo acabarán agradeciendo.

¡A por el primer día!

Nervios, miedo e ilusión. Estas son tres de las emociones que pueden invadir a los niños en su primer día de colegio. Acompañarles en este momento es muy importante para hacer de la separación lo menos 'traumática' posible. Trata de hablarles de las cosas positivas que pueden encontrarse en el nuevo curso y muéstrale que cuentan con tu confianza y apoyo. También es recomendable esperar en la puerta del colegio a que salgan y aprovechar el camino a casa para se abran y hablen de qué han hecho a lo largo de la jornada. Por otro lado, los adultos debemos intentar no 'contagiarles' los miedos, pereza o frustración que nos puede provocar el fin de las vacaciones y el inevitable regreso al trabajo.

Leer: De la guardería al colegio: cómo conseguir que tus hijos se adapten a esta nueva etapa