adolescentes

¿Tus hijos adolescentes ya no se lo pasan bien en vacaciones? Esto es lo que puedes hacer

Organizar un viaje con adolescentes es mucho más sencillo de lo que parece

by hola.com

Realizar un viaje con adolescentes puede convertirse en un auténtico drama familiar. A esas edades, los jóvenes no tienen la suficiente edad como para poder actuar de manera independiente, sin embargo, muchos creen que pueden ser autosuficientes y vivir perfectamente al margen de las decisiones de sus padres. Esa rebeldía propia de la edad puede llegar a arruinar el idílico viaje en familia que tenías pensado realizar. Si te encuentras en una situación parecida, es probable que te hayas planteado cómo actuar de la forma más eficaz y qué camino seguir para superar con éxito tu próxima aventura. Sea como fuere, evitar que la situación se descontrole resulta más fácil de lo que piensas, así que presta atención a esta serie de consejos y recomendaciones.

Diálogo

Viajar con hijos adolescentes supone flexibilizar las normas, ya que no son tan pequeños y tienen autonomía propia. La clave no reside en ceder y atender a toda clase de deseos y peticiones que tengan para satisfacer sus necesidades y evitar el conflicto. Trata de hablar con ellos y encontrar una solución que pueda beneficiaros a todos. Ten en cuenta que los adolescentes son plenamente capaces de razonar y que pronto se convertirán en adultos que tendrán que resolver por sí mismos sus propios conflictos. En este sentido, el diálogo es una parte fundamental. Se encuentran en una etapa complicada de transición que suele generar bastantes problemas, tanto a padres como a hijos; si consigues ponerte en su lugar y pensar en cómo te comportabas tú a su edad puede que logréis conciliar más fácilmente. Así que lo mejor que puedes hacer es no tratar de obligarles a viajar contigo, sino esforzarse y convencerles de que es la mejor alternativa.

- Leer más: Mi hijo tiene conductas violentas, ¿qué debo hacer?

Leer más: 'Mindfulness' para padres: Seis pautas para disfrutar aún más de tu familia

Parte del grupo

Buscad destinos en los que podáis realizar diferentes actividades al aire libre en familia. Planea excursiones, juega con ellos en la playa –o en el lugar escogido- y deja que participen en la organización del viaje. Deja que te ayuden a planificar las vacaciones y en función del tiempo y dinero del que dispongáis y, una vez más, hablad y encontrad consenso. Así no solo se sentirán parte del grupo, sino que se divertirán y podrán disfrutar de forma plena las vacaciones. Esto te permitirá también aprender sobre sus intereses e inquietudes, acercarte a ellos y 'eliminar' la figura maternal por otra en detrimento de otra más 'amigable'.

Durante el viaje, practica algo de deporte diario en familia, liberaréis endorfinas y mejorará vuestro estado de ánimo mientras os mantenéis en forma. Mantenerse activo e intentar hacer con lo que les apasiona ayudará a compartir más momentos juntos. Además, procura que el destino escogido sea un entorno familiar en el que haya también otros adolescentes con los que puedan relacionarse y déjales algo de espacio y tiempo libre cada día.

- Leer más: ¿Cómo influye el uso continuado de dispositivos electrónicos en los niños?